Grandes diálogos (II): 2×12 de The Office

Por | 19 de octubre de 2009, 21:00

El reparto de "The Office"Seguimos con un capítulo de The Office, nominada al Emmy a la Mejor Comedia, que nos deja algunos diálogos memorables, para el recuerdo. En este capítulo, Michael (Steve Carell) tiene un accidente casero con una parrilla eléctrica: se quema el pie con ella al levantarse de la cama. Tras las risas de sus empleados, dará explicaciones a la cámara de cómo se pudo hacer eso:

Me gusta desayunar en la cama. Me gusta despertarme con el olor del bacon. Y como no tengo mayordomo, tengo que hacerlo yo mismo. Así que muchas noches, antes de acostarme, pongo seis tiras de bacon en mi parrilla eléctrica.

Luego me duermo. Al despertar, enchufo la parrilla. Me vuelvo a dormir. Y luego me despierto con el olor del bacon que se cocina. Es delicioso. Es saludable. Es una forma perfecta de empezar el día.

Hoy me levanté, tropecé con la parrilla y se cerró sobre mi pie. Es todo. No veo qué es lo que resulta tan difícil de creer.

Michael se empeñará en ir a la oficina, donde se comportará como un niño enfermo con todos sus empleados. A su recepcionista, Pam (Jenna Fischer), le pedirá un favor muy especial...:

MICHAEL: Ven aquí, por favor.

PAM: Dígame para qué.

M: Ven a ponerme mantequilla en el pie.

P: No.

M: ¡Pam, por favor! ¡Es de buena marca!

P: ¡No!

Como nadie le hace caso, sobre todo tras tener un pequeño percance en el cuarto de baño (se cae del inodoro), intenta concienciar a sus trabajadores de los problemas de los minusválidos:

MICHAEL: ¿Puedo preguntarles algo? ¿Saben lo que es estar discapacitado? ¿Óscar?

PHYLLIS: Yo tuve escoliosis de niña.

M: Nunca oí algo así. Hablo de invalidez real, no de un problema femenino.

CREED: En mi adolescencia tuve que usar un pulmón de acero.

M: ¿Qué edad tienes ahora? No, es... Lo que quiero decir es que soy el único aquí que tiene una discapacidad verdadera. Aunque estoy seguro de que Stanley también tiene que superar obstáculos.

STANLEY: No estoy discapacitado, y tú tampoco.

M [lo corta]: ¡De acuerdo! [...] ¿Saben qué? Las discapacidades no son tema de risa. Son unos imbéciles. Imaginen que se hubieran dejado a Stevie Wonder en el suelo de ese baño.

P: ¡Oh, nunca lo hubiéramos dejado! ¡Nos encanta Stevie Wonder!

Al ver que no llega a ningún sitio con su discurso, los llama a todos a la sala de reuniones para hablarles de discapacitados que llegaron a influir en la vida de todos:

MICHAEL: Bien, mientras esperamos a nuestro invitado especial, quiero que todos observen a algunas de las personas discapacitadas que han hecho tanto por nuestra sociedad.

JIM: Tengo una pregunta.

M: ¿Sí?

J: ¿Por qué está Tom Hanks en la pared?

RYAN: Dos veces

M: ¡Buena pregunta! Forrest Gump: discapacidad mental. Philadelphia: Sida.

STANLEY: Creo que esa foto es de Big.

M: No, no es así, no.

KELLY: Sí, está bailando sobre un piano con Robert Loggia.

M: Se hizo hombre de un día para el otro, es una rara discapacidad. ¡Nos sirve!

Cuando llega el "invitado especial", un joven minusválido llamado Billy que trabaja en la empresa, Michael no puede evitar hacerle una pregunta:

MICHAEL: ¿Cuánto tiempo tardas en hacer algo simple cada día? Como lavarte los dientes por la mañana.

BILLY: No lo sé, como 30 segundos.

MICHAEL: ¡Oh, Dios mío! ¡Tres veces más de lo que me cuesta a mí!

Y para terminar, Michael y Ryan (John Krasinski) tienen que llevar al hospital a Dwight (Rainn Wilson), que sufre una conmoción cerebral. Michael tiene que rellenar el formulario de ingreso:

MICHAEL: ¿Qué hay que poner en “razón de la visita”?

JIM: Conmoción cerebral.

[Michael tacha.]

J: ¿Qué había escrito?

M: Nada. Escribí: “Traer a alguien al hospital”.

J: ¿Creyó que preguntaban la razón por la que usted vino?

Foto: Taringa.