[Primera Impresión]: Boardwalk Empire

Por | 21 de septiembre de 2010, 16:03

Señores y señoras, levántense, alcen sus manos y aplaudan. Todos deberíamos estar muy contentos, ya que el señor Martin Scorsese lo ha vuelto a hacer. Lo que es capaz de hacer este señor dirigiendo una producción nunca dejará de asombrarme. No me voy a andar con rodeos amigos míos, Boardwalk Empire es una joya pulida, cuidada y que nadie debería perderse. Desde el primer segundo del capítulo piloto hasta el último, no he podido moverme del sofá, paladeando y saboreando cada instante de buena televisión que nos ofrece la siempre cumplidora HBO. Hoy os voy a dar nuestras primeras impresiones ya que para el "recap" del primer episodio aún tendréis que esperar un poco.

Para ponernos en situación, nos encontramos en 1920, en Atlantic City. La "ley seca" "prohibición" acaba de entrar en vigor, y los peces gordos de las grandes ciudades comienzan a frotarse las manos ante la idea de sacar tajada aprovechándose de esta ley. El pez gordo de Atlantic City se llama "Nucky" Thompson, y es un tipo que divide su persona entre la legalidad y la criminalidad, al menos hasta ahora. Todo lo que mueve la ciudad pasa por sus manos, y teniendo a su hermano como jefe de policía, las cosas van sobre ruedas, al menos hasta ahora, repito.

Tengo miedo de ser demasiado pasional, pero es que todo, absolutamente todo en esta serie está más que a la altura, es  un sobresaliente en todos los aspectos de su conjunto. El reparto no es solo que sea fabuloso, es que además da la impresión de que cada uno de ellos está encantado de encontrarse en este proyecto, que disfrutan interpretando. El señor Steve Buscemi, es un coloso en toda regla en esta ficción, se come la pantalla él solo y le da al papel un toque de fortaleza dentro de la fragilidad que me dejó pasmado.

La ambientación es magistral, y los detalles de vestuario, decoración y platós están exquisitamente cuidados. La banda sonora no se queda atrás, invitándonos a la tensión cuando es necesario y al desenfreno cuando lo requiere la escena. La trama promete mucho, y está muy bien entrelazada, entre momentos de tensión silenciosa y momentos de necesaria violencia. Incluso se permite el lujo de regalarnos algún momento de humor ingenioso.

Los últimos 5 minutos del episodio piloto, podrían haber sido firmados para la todopoderosa "Godfather", sin exageraciones, de verdad, es una delicia ver el final del capítulo. No quiero dar mas detalles, porque prefiero reservármelos para el "recap" que voy a preparar para vosotros, pero Boardwalk Empire puede convertirse en una obra maestra de la televisión, y yo estaré encantado de disfrutarla minuto a minuto, semana a semana. Esta serie para mí, tiene un 10 en su primer capítulo, y os la recomiendo con la mayor fuerza que se pueda recomendar un show televisivo.

En TVlia: Boardwalk Empire