[Recap] 1×03 The Big C: There’s No C in the Tea

Por | 3 de septiembre de 2010, 19:05

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

En los dos episodios anteriores hemos visto como Cathy se centraba en querer aprovechar al máximo el tiempo y desechar todo aquello que le molestara, o al menos eso es lo que parecía. Se ha esforzado de todas las maneras posibles en recuperar la relación con su hermano y su hijo sin obtener resultados, y no me extraña. Tal vez el problema resida en los métodos que utiliza y es que ningún adolescente en su sano juicio se sentirá atraído por la idea de pasearse por el barrio en un tándem con su madre.

En el fondo, y a pesar de que la propia Cathy no quiera ser consciente, lo que realmente está buscando no es recuperar a su familia sino no estar sola. Ha estado durante años encerrada en sí misma y una cena no podrá hacer que recupere algo que nunca han tenido realmente. Todos tienen a alguien a su lado menos ella, hasta su hermano vagabundo que usa bolsas como zapatos tiene novia, pero hasta ahora esto no había sido un problema.

Pero como dicen que, como un tándem, la enfermedad se lleva mejor en compañía, Cathy decide darle una oportunidad al panfleto que le dio su médico y va a una reunión de apoyo. El problema es que esto de hablar con extraños sobre lo bueno que puede ser para su vida tener cáncer no es lo suyo, y lo que menos necesita es sentirse acosada por un Team Cathy que con frases hechas pretende que deje de fumar porque se está matando a sí misma. Tal vez, en el futuro, llegue a pensar lo mismo que ellos pero cada persona tiene su manera de encarar y procesar los problemas. Por cierto ¿realmente funcionan esos pósters motivacionales? Nunca entenderé cómo puede ayudarte un póster con una frase como “Cancer is the passport to the life you were meant to live” o “Live life every day”.

Cathy se dice a sí misma que no quiere que nadie sepa que está enferma porque no cree que los demás sepan lidiar con ello pero no les está dando la oportunidad de ver si serían capaces de hacerlo. Su marido es probablemente una de las personas más egoístas del planeta pero en el fondo quiere a Cathy, y no sólo porque es la única que le puede salvar de la muerte mientras duerme a causa de su apnea. ¿Cómo se sentirá cuando se entere? ¿Y Sean y Adam? Por ahora su vecina Marlene ya lo sabe gracias al perro al perro acosador y por lo menos ya tiene alguien con quien hablar, pero esto no ha hecho más que empezar.

Para acabar, me gustaría destacar la nueva pareja cómica formada por Adam y Andrea. Estoy segura de que nos darán momentos memorables, y si le sumamos a Sean la cosa puede ser explosiva. Y es que Andrea, cuya trama casi podría decirse que es la versión indi de The Blind Side, ya es una Jamison más. Nos da igual si adelgaza o no (bueno, por el bien de su salud que adelgace) porque lo que queremos es que se mantenga cerca de este peculiar grupo familiar y ponga un poco de cordura.