[Lo mejor de 2010] Drama

Por | 30 de diciembre de 2010, 20:05

Ahora que acabamos el año es inevitable mirar atrás y ver qué series nos han gustado y de cuáles hemos preferido olvidarnos de lo malas que nos parecieron (aunque algunas no hay manera de quitárselas de la cabeza). Después de repasar las mejores series cómicas según la opinión de los editores de TVlia, ahora le toca el turno a los dramas que más han destacado a lo largo del 2010.

The Walking Dead (AMC)

Con The Walking Dead AMC a demostrado no tenerle miedo a nada ya que pocos hubiesen apostado por estrenar una serie de género teniendo en cuenta que sus anteriores éxitos (Mad Men, Breaking Bad) a priori iban por unos derroteros muy diferentes.

Después descubrimos que, en el fondo, tampoco era tan diferente ya que, como dice Becky, The Walking Dead «hace un ensamble entre terror y drama, donde no sólo se lucha por la supervivencia, sino que se viven dramas individuales que recuerdan en sentimiento humano: la relación entre hermanos, conflictos entre amigos, la infidelidad, la traición». Además, destaca su puesta en escena y su factura además de su dirección electrizante pero sin legar a marear (como suele pasar con productos similares).

Boardwalk Empire

Esta serie demuestra mi teoría de que Mark Walhberg debería dedicarse a la producción y es que donde pone el ojo pone la bala como se demostró con Entourage y How To Make It In America. Caro está que en este caso, y aunque sólo dirigió el piloto, se nota la mano maestra de Martin Scorsese. Como suele pasar en los films del director italoamericano, tanto la estética como la banda sonora están cuidadas al milímetro y es que en esta serie hay mucho cine en cada plano. La historia está ambientada en los años de la Ley Seca, una de las etapas más interesantes de la historia de Estados Unidos y que fue caldo de cultivo para todo tipo de delincuentes como Nucky Thompson, un tipo inteligente que supo aprovecharse de la situación. Las actuaciones son magnificas y seguro que Steve Buscemi estará en todas las listas de candidatos para ganar premios importantes, y con mucha razón.

Misfits

Como comenta nuestra compañera Rebeca, Misfits es «una serie gamberra, desfasada y divertida que en el fondo es un drama sobre cinco inadaptados con superpoderes que son incapaces de usar sus poderes para hacer algo decente» y se ha convertido uno de los mayores descubrimientos del año porque, a pesar de que se estrenó el año pasado, muchos no la han descubierto hasta mucho después. Poco a poco les vamos cogiendo cariño a todos pero es inevitable que el resto se vea algo eclipsado por la arrolladora personalidad de Nathan que a cada paso en falso que hace le queremos más. Sería una serie prácticamente perfecta de no ser porque sus seis episodios anuales saben a muy poco, aunque este año ya nos podemos dar un canto en los dientes porque al menos nos regalaron un episodio en Navidad.

Breaking Bad

Poco queda ya del Walter White del inicio que sólo quería hacer un poco de dinero para dejárselo a su familia y es que en cuanto se cruzó con Jesse Pinkman su vida cambió para siempre. A menudo nos encontramos que la trama va a parar a aparentes callejones sin salida pero siempre nos sorprenden dándole la vuelta como a un calcetín. Y a esa capacidad de reinvención (que probablemente es la clave del éxito de esta serie) hay que sumarle su tono atrevido e incluso incómodo que tanto nos gusta ya que insisten en enseñarnos la parte más fea y sórdida de la sociedad. Como comenta mi compañera Jennifer, la serie ha sabido mantener el nivel durante tres temporadas sin mostrar signos de cansancio y sin miedo a experimentar con episodios como Fly, toda una hazaña.

Mad Men

Toda la cuarta temporada ha sido un intento por saber quién es Don Draper y al finalizar no sé si lo tenemos claro (yo creo que ni él mismo lo sabe) pero lo que si sabemos es que es un hombre con muchos esqueletos en el armario que necesita sacar urgentemente. Lo que he dicho con Breaking Bad y su capacidad de adaptación y de mantenerse a un gran nivel es también aplicable a Mad Men. Ningún episodio de la temporada se puede considerar malo pero cada año nos regalan varias joyas como The Suitcase o The Chrysanthemum and the Sword por sólo nombrar algunos y es que este año la lista es especialmente larga.

Estas son sólo algunas de las series que más nos han gustado pero la lista podría haber contado también con Fringe, The Good Wife, Dexter o incluso House. Es muy difícil elegir pero ahora os toca a vosotros, ¿qué series dramáticas destacaríais de este 2010 que se acaba?

Fotos: Fan The Fire, Series USA, Seriekas y Film+TV