[Recap] 3×05 United States of Tara: Dr. Hatteras’ Miracle Elixir

Por | 28 de abril de 2011, 21:03

La familia Gregson se mueve hacia adelante. Tara se sorprende por el acuerdo al que ha llegado con sus personalidades. Charmaine , aún dolida con su hermana, afronta la maternidad. Max detesta trabajar para una empresa. Marshall cambia de pareja y Kate vuela alto. Y el personaje de Eddie Izzard toma protagonismo en este capítulo al interesarse por el trastorno de Tara.

En este capítulo vemos que es Max el que más está sufriendo con los cambios producidos. La empresa para la que trabaja no es como él creía, no se preocupan por el cliente ni por el trabajo tanto como la él le gustaría. La prueba, un árbol que Max trasladará al jardín de su casa porque sino tendría que talarlo. Además sigue preocupado por Tara, como para no estarlo. Sabe que en un par de años sus hijos se irán de casa y sólo estarán ellos dos. Manejar la enfermedad de su esposa sin el apoyo de los chicos parece algo casi imposible.

En otro orden de cosas, Kate se apunta a un curso de auxiliar de vuelo. Tras un proceso de selección bastante duro, con muchos aspirantes al puesto, Kate consigue hacerse con el ¿empleo de sus sueños? Nunca se sabe. Todo parece muy bonito visto desde tierra pero en su primer vuelo descubre que siempre puede haber turbulencias que entorpezcan el camino marcado. Me ha alegrado mucho ver a la joven conseguir su objetivo, eso le dará más confianza, más autoestima. Algo de lo que andaba carente en los últimos tiempos.

Marshall en este capítulo ha cambiado su situación pues su relación con Lionel termina. Aunque siempre creí que sería por culpa del chico rubio, lo cierto es que ha sido Marshall quien, más o menos, ha dado el paso. A espaldas de Lionel se veía con Noah, el otro chico con el que hicieron la película. Cuando Lionel se percata de que algo está sucediendo entre ellos dos, Noah se lo confirma. Marshall prefiere al chico tranquilo al llamativo.

En cuanto a la película que habían hecho, estaban pensando en mandarla a un festival. Marshall no está convencido de la calidad de su proyecto y prefiere hacer algo nuevo. Entre él y Noah empiezan a fraguar la idea de realizar una película sobre como es la vida con una madre como Tara. Esta trama se seguirá en próximos capítulos.

La despedida definitiva entre Lionel y Marshall me ha resultado muy triste. Lionel le dice que realmente le quería y se nota que el chico se ha quedado destrozado por lo sucedido. Espero que este no sea el final de Lionel en la serie, me gustaba como secundario.

Tras despertarse clase rodeada de papeles y toda pintada, Tara, decide dejar la clase del profesor Hatteras (Eddie Izzard). El hombre que ha estado estudiando los papeles que Tara y sus personalidades escribieron está fascinado con ella y le propone un trato. Él le aprobará la asignatura si ella le permite escribir un libro sobre su desorden. En principio, Tara se niega, no quiere ser el conejillo de Indias de nadia. Hatteras no se da por vencido y visita la casa de los Gregson donde habla con Max. Le dice que tal vez él pueda ayudar a su mujer, que no pierden nada por intentarlo. Aprovecha para darle una transcripción a máquina del tratado que Tara y sus personalidades firmaron.

Este tratado parece estar realmente en vigor pues cuando Alice hace acto de presencia se refiere a él. Y además, cuando Tara le reclama su cuerpo ella se lo devuelve sin complicaciones. Interactúan, se comunican y complementan. Un paso hacia adelante en la situación de Tara. Un paso de lo más interesante según Hatteras. Finalmente, tras hablar con Max y volver a reunirse con el profesor, Tara aceptará ser objeto de estudio. Tal vez haya algo de esperanza para ella pero ¿y si lo suyo no tiene arreglo? Esa pregunta es algo que, en lo más profundo, atormenta a Tara.

Y en la casa de al lado Charmaine y Neil se enfrentan a Cassie, su hija pequeña. Son padres primerizos. Mantienen una relación complicada. Y Charmaine no ha podido perdonar a su hermana, todavía. Tara intentará acercarse a ella en vano. Charmaine está cerrada en banda. No la quiere cerca de la niña. A pesar de que no puede acercarse, Tara les ayudará con la niña, aconsejándoles y mostrándoles pequeños trucos que todas las madres conocen.

Finalmente, Charmaine se relaja y visita a su hermana con Cassie. Es hora de que Tara conozca a su sobrina. Es un momento muy tierno. Reunidas en el jardín de Tara, bajo el árbol que Max salvó, ambas hermanas sellan la paz. Es increíble la relación entre ellas dos. El amor que sienten la una por la otra, parece ser capaz de sobreponerse a cualquier cosa, por muy dura que sea.

Me ha gustado mucho el capítulo. Creo que era especialmente emotivo por la historia de Marshall y la de Tara y Charmaine. Me intriga el tratado. ¿Podrán todas las personalidades amoldarse a él? Porque Chicken y Gimme son bastante volátiles y poco inteligentes, así que no sé si sabrán de que va el asunto. ¿Renunciará Buck a su venganza? ¿Estallará T? No sé si el profesor podrá ayudar a Tara pero creo que resultará divertido ver como lo intenta, sobre todo debido al profundo escepticismo de este hombre.