[Recap] 6×07 Doctor Who: A Good Man Goes To War

Por | 9 de Junio de 2011, 23:03

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

Después de ver este episodio lo primero que me vino a la cabeza fue lo que le dijo Alex Kingston a Steven Moffat cuando le comunicó cuál era la auténtica identidad de River Song, you clever so and so. Y dicho esto también tengo que decir que A Good Man Goes To War es un buen episodio pero, in my opinion, no estuvo a la altura de lo que esperaba (que tal vez era demasiado).

El final de The Almost People auguraba un episodio final de media temporada lleno de acción, y así ha sido, pero tal vez le faltó algo de intensidad. Se suponía que la batalla de Demons Run era la hora más oscura del Doctor, en la que se alzaría más alto que nunca para caer después. Y no sé qué opináis vosotros pero a mí no me dio esa sensación porque diría que hemos visto al Doctor en momentos bastante más complicados.

El Doctor ha demostrado su gran poder al reunir a un ejército formado por antiguos amigos (suyos y nuestros) y al conseguir que sus enemigos se rindan sin derramar ni una gota de sangre aterrorizados por su mera presencia. Pero también ha demostrado que cuando se guía por el corazón no atiende a los detalles. Y lo digo porque sus enemigos se enteraron antes que él de que Amy estaba embarazada (con las repercusiones que ésto podía comportar), y porque supongo que casi todos (menos él) intuimos que la pequeña Melody que rescataron no era la auténtica. ¿Si sustituyeron a la madre cómo no lo van a hacer con la hija?

El Doctor, como un monje sin cabeza, es incapaz de anticiparse al plan (bastante previsible) de Madam Kovarian, y ni siquiera parece entender que todo éste lío lo ha provocado él. A lo largo de todos estos años ha ayudado a mucha gente pero a costa de hacerse con muchísimos enemigos, que han estado al acecho hasta que han encontrado una manera de hacerle frente, con una pequeña Señora del Tiempo.

La secuencia más emocionante y la par de más esperada del episodio es, sin duda, el momento en que conocemos la verdadera identidad de River Song. Y aunque el momento en que River habla abiertamente con sus padres por primera vez está lleno de ternura, lo reacción del Doctor es de lo mejorcito del todo el episodio, si es que no cabe en si de gozo. Por cierto, ¿por qué cambia de tema cuando Amy le pregunta por la cuna? ¿Será que ha pertenecido a alguien más que todavía no sabemos como, por ejemplo, un hijo o un hermano? Seguramente la cosa no va por ahí pero me extraña que intente cambiar de tema tan descaradamente.

Ahora que el misterio se ha resuelto, sabemos que Melody (Williams) Pond será rescatada pero no sabemos cuánto tiempo le llevará porque recordemos que ésta comentó hace tiempo que la primera vez que vio al Doctor era una niña. ¿Será que no conseguirá rescatarla hasta que Melody tenga la edad que vimos que tenía en The Day Of The Moon? ¿O será que se refiere a la primera vez que ella recuerda que se encontró con él?

Por otro lado, ahora más que nunca es inevitable relacionar la muerte del Doctor en The Impossible Astronaut con el hecho de que River esté en la cárcel por asesinar al mejor hombre que jamás haya conocido. Y no sé si es que soy muy desconfiada pero cuánto más evidente parece esta opción, más claro queda que aquí hay gato encerrado y que Moffat nos saldrá con alguna triquiñuela temporal con carne de por medio. Sea como sea, ahora toca esperar a que Doctor Who vuelva en otoño con Let’s Kill Hitler. Un título muy sugerente, ¿no creéis?