Bones: pistas sobre la séptima temporada

Por | 5 de julio de 2011, 12:09

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

La séptima temporada de Bones todavía está muy lejos (concretamente quedan por delante cuatro larguísimos meses) pero los productores ya han empezado a darnos las pistas de por dónde van a ir los tiros. Hace tiempo que nos dijeron que la temporada tendría lugar unos meses después de los hechos acontecidos en la season finale pasada, es decir, que habrán pasado unos meses desde que Brennan soltase la bomba y que su embarazo (y el de Emily Deschanel, claro) estará en una fase bastante avanzada. Pero eso no impedirá que Temperance siga con su ritmo de trabajo habitual, y más le vale ya que tendrá que enfrentarse a un gran villano a la altura de Gormogon o la Sepulturera (Gravedigger).

Según Stephen Nathan, productor ejecutivo de la serie, el villano será un personaje realmente extraño y sin miedo a nada, es decir, como todos los grandes villanos que han pasado por Bones, pero con la diferencia de que este será un malo del siglo XIX con conocimientos tecnológicos avanzados.

Como suele suceder, el nuevo personaje tendrá apariciones esporádicas a lo largo de la séptima temporada y probablemente también en la (posible) octava temporada. El o ella hará acto de presencia por primera vez hacia el final de los seis episodios de los que constará la primera tanda de episodios de la temporada, y ya nos avisan que en el sexto nos llevaremos una gran sorpresa. Teniendo en cuenta el tipo de sorpresas que nos dan últimamente yo ya estoy temblando.

Claro está que no todo será el trabajo ya que Brennan y Booth tienen un tema urgente que tratar, y es que el nacimiento del niño se acerca y deben ponerse de acuerdo en muchas cosas. La sonrisa que esbozó Booth al final del episodio nos hace pensar que, en principio, está contento con darle un hermanito a Parker pero está claro que es inevitable que su relación cambie a partir de ahora. ¿Booth aceptará de nuevo ser padre a tiempo partido? ¿Brennan aprenderá a ser un poco más flexible? ¿O se habrán planteado tener una relación normal?

Tal vez ambos hagan buena pareja dentro y fuera del trabajo, y que hayan aprendido a encajar sus diferentes caracteres, pero la cosa cambia cuando hay niños, y por tanto, grandes responsabilidades de por medio. Por nuestra parte, no nos queda más remedio que esperar hasta el 3 de noviembre para empezar a saber algo, pero sólo espero que no mareen demasiado la perdiz y que dejen las cosas claras prontito.