El reparto de Glee se mueve

Por | 3 de julio de 2011, 20:12

Llevamos un par de semanas especulando sobre cómo la incorporación de nuevos guionistas al equipo de Glee se iba a notar en la tercera temporada. Primero supimos que habían decidido reducir al mínimo la aparición de estrellas invitadas y los llamados episodios especiales dedicados a un artista o a un tema en concreto. Y ahora le toca el turno a la reestructuración del cast.

Para empezar, Darren Criss y Harry Shum Jr., Blaine y Mike respectivamente, han sido ascendidos oficialmente y a partir de ahora serán considerados parte del reparto principal. Eso se traduce en que su peso en la serie aumentará considerablemente y, sobre todo, en que sus personajes podrán tener tramas propias y no tendrán que volver a depender de los personajes principales.

El personaje de Blaine se introdujo en la segunda temporada y desde entonces ha ido ganando peso poco a poco hasta convertirse en uno de los personajes más importantes de la serie, independientemente de su relación con Kurt. En cambio, lo de Mike ha sido toda una carrera de fondo ya que a pesar de que estaba desde el principio en la serie, apenas habría la boca y se limitaba a bailar de fondo mientras los demás cantaban. Pero esto empezó a cambiar cuando inició su relación con Tina la pasara temporada, y eso se notó también en que sus deslumbrantes bailes empezaron a ganar protagonismo.

Pero en esta remodelación no todos han salido ganando ya que Chord Overstreet ha perdido su status de personaje principal y de ahora en adelante, y hasta nuevo aviso, será considerado como estrella invitada. Eso quiere decir que sus apariciones se verán reducidas considerablemente y es muy probable que Sam se marche definitivamente del McKinley High. De hecho, el propio Overstreet considera que su tiempo en Glee se ha acabado y así lo ha expresado a través de su cuenta de Twitter.

Habrá que ver en qué se traducen esos cambios y si realmente afectarán en algo al devenir de Glee. Por lo pronto parece que no les tiembla la mano a la hora de deshacerse del lastre y eso es muy buena señal, pero la verdadera prueba de fuego será la introducción de los nuevos personajes, que en principio heredarán la serie cuando gran parte del cast actual se gradue.