Breaking Bad renueva por una quinta y última temporada

Por | 15 de agosto de 2011, 10:32

Finalmente AMC y Sony TV han conseguido llegar a un acuerdo que contenta a ambas partes y Breaking Bad tendrá quinta temporada, pero ésta pondrá punto final a la serie. Ya os comentamos hace un par de semanas que las negociaciones se estaban complicando por culpa de los recortes que la AMC está obligando a realizar a todas sus series pero al final han llegado a una solución (casi) salomónica.

Por un lado, la AMC pedía que la quinta temporada tuviese de seis a ocho episodios en lugar de los trece habituales y, evidentemente, no quería que la serie se acabase. Y por el otro, Sony TV y Vince Gilligan se negaban en redondo a recortar la temporada principalmente porque éste quería poner punto final a la serie y no podía desarrollar la historia en tan pocos episodios. Al final, la quinta temporada constará de dieciséis episodios y muy probablemente se dividirá en dos, lo que en el fondo serían algo así como dos temporadas de ocho episodios tal y como pedía la cadena.

Pero esto no se acaba aquí ya que ahora Sony TV tiene que ponerse a negociar con Vince Gilligan, Bryan Cranston y Aaron Paul porque sus contratos vencieron con la presente cuarta temporada. En principio no se espera que tengamos un nuevo caso Frank Darabont o Lisa Edelstein así que, si todo va bien, los dieciséis episodios se grabarán seguidos a lo largo del 2012 y será la cadena la que decida si emitirlos juntos o separados. Y tal vez me equivoque pero parece claro que los dividirán ni que sea para alargar un poco la vida de la serie, sin olvidar que depende de cómo la separen podrían optar a premios durante dos años seguidos por el precio de una temporada. Si es que al final resultará ser todo un chollo.

Pero si alguien sale beneficiado con este acuerdo estos somos nosotros los espectadores por como dice Gilligan:

Es irónico, odiaría saber la fecha de mi último día en la tierra pero estoy encantado de saber cuál será la de Walter.

Además, añade que es un gran regalo tanto para él como para el resto de guionistas de la serie saber de cuánto tiempo disponen para construir un final satisfactorio, y teniendo en cuenta los antecedentes de Gilligan, nada nos hace pensar lo contrario. Por tanto, aunque es triste que una serie tan grande como Breaking Bad tenga fecha de caducidad, tranquiliza saber que el final será muy, muy, muy grande.

Foto: DevianArt