Emmys 2011: Mejor Actor de Reparto, Drama

Por | 29 de agosto de 2011, 18:04

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

La categoría de Mejor Actor de Reparto en Drama me desquicia. Creo que todos se merecen el premio, realmente me cuesta mucho decidirme por uno. A nivel personal desearía que Walton Goggins se hiciese con el Emmy por su participación en Justified. Este actor lleva dos temporadas a un nivel altísimo y componiendo un personaje inolvidable, lleno de claroscuros y muy magnético. Pero, no creo que suceda y lo más probable es que el ganador de este año sea Peter Dinklage. La HBO tiene que llevarse algunos premios y Dinklage ha dado la campanada con su Tyrion Lannister, conquistando a público y crítica y sobresaliendo en un reparto coral de alto nivel.

El año pasado el premio fue a parar a manos de Aaron Paul (Breaking Bad) desgraciadamente, este año, el actor no puede participar, igual le pasa a Bryan Cranston. Su nombre debería estar en esta lista, he dicho.

Alan Cumming (The Good Wife)

Eli Gold es un personaje para el recuerdo. El año pasado Cumming consiguió estar nominado como actor invitado, este año ha subido de categoría pero compite con otro actor de la misma serie, Josh Charles. Cumming volvió a sorprender durante la segunda temporada del drama de la CBS. Su participación como director de la campaña política de Peter Florrick es genial. Además hemos podido ver su lado más humano, su relación con Alicia se ha estrechado y ha mostrado lo bueno que es en su trabajo. Creo que fue un acierto aumentar el protagonismo de este personaje y que los seguidores de la serie agradecimos poder ver más tiempo en pantalla a Cumming. Un personaje magnético, sarcástico y elegante.

No creo que gane, Cumming lo merecería pero hay otros actores con más posibilidades en esta categoría. Eso sí, si gana lo celebraré con un baile en la habitación de la fotocopiadora.

Andre Braugher (Men Of A Certain Age)

La TNT ha cancelado esta serie tras dos temporadas. Así que sería impresionante que Braugher se llevase el premio por una serie cancelada. Es segunda nominación que recibe por dar vida al estresado Owen y podría volver a estar nominado por este papel el año que viene. A sus 49 años ha estado nominado en siete ocasiones y ha ganado dos veces. Desgracidamente no parece que pueda ganar este año, su serie siempre fue muy minoritaria, ahora, aún por encima, ha sido cancelada; y es muy posible que prefieran darle el premio a algún recién llegado con una serie más potente.

John Slattery (Mad Men)

Slattery lleva cuatro años siendo nominado en esta categoría, cuatro años y ningún premio. Este podría ser su año pero la competencia con la que debe medirse le ponen las cosas muy difíciles. Si no lo consigue ahora puede que nunca lo consiga nunca. Este actor ha desarrollado la mayor parte de su carrera en la televisión y ha participado en casi todas las grandes series de los últimos 15 años. El éxito le ha llegado gracias a Roger Sterling. Sin embargo el Emmy se le resiste y parece abocado a ser el eterno aspirante sin llegar nunca a conseguir el preciado premio.

Josh Charles (The Good Wife)

Siempre he pensado que dentro de The Good Wife, Will Gardner es uno de los personajes más infravalorados. Está ahí, eso lo sabemos todos, pero para muchos si no fuese por su relación con Alicia sería un secundario más. Pues no, Charles tiene entre sus manos un personaje muy complicado, un hombre poderoso pero con pies de barro, un niño grande lleno de responsabilidades. Muchas veces no sabes que esperar de él, parte de su encanto como personaje es esa ambigüedad. La trama del nuevo asociado del bufete demuestra lo hábil que es, y es un abogado brillante. Me gusta como trabajan su relación con Alicia pues se basa más en lo que no se dicen, en lo que se intuye, en las miradas, en los silencios.

Sin embargo Charles no creo que tenga ninguna posibilidad y menos compitiendo contra Cumming por la misma serie. Otro año será.

Peter Dinklage (Game of Thrones)

Que la adaptación de la saga de George R.R. Martin ha sido el gran evento seriéfilo de este año, es un hecho. Que la serie ha sido un éxito, también. Y que Dinklage se merece el Emmy por su papel de Tyrion Lannister debería saberlo todo el mundo. Dinklage destaca con facilidad dentro de un reparto coral impresionante. Ha sido capaz de dotar de gran profundidad y complejidad a un personaje, que los fans de los libros adoran. Nadie puede decir nada en contra de su interpretación, es perfecta. Es capaz, con una mirada, de mostrar vulnerabilidad, asco, miedo e inteligencia. Esta es su primera nominación, me extrañaría que fuese la última, pero creo tanto Dinklage como Game of Thrones merecen un reconocimiento.

Walton Goggins (Justified)

Boyd Crowder deslumbra. De asesino a líder de una secta, de miembro de un grupo nazi a minero, de fanfarrón sin escrúpulos a hombre preocupado. Un criminal que durante la segunda temporada intenta reformarse, de luchar contra sus instintos más básicos y de hacer lo correcto. Pero su pasado y su entorno no le permiten dejar atrás la delincuencia y vuelve a caer. Boyd es más que un malo, eso quedó claro en la primera temporada. Boyd es una versión perversa de Raylan y entre ambos se desarrolla una fascinante relación basada en una antigua amistad, un respeto mútuo y un odio subyacente.

Goggins atrapa a la cámara. En una serie como Justified con personajes sólidos y actores en estado de gracia, destaca con facilidad. Nunca fue nominado por The Shield, serie en la que ya demostró su gran capacidad dramática y por la que hubiese merecido algún reconocimiento. El premio debería ser para él, estaría más que justificado.


Foto: ONDT / I Like To Watch TV / Bukowski's Basement