[Recap] 4×04 Damages: The Next One’s On Me, Blondie

Por | 8 de agosto de 2011, 19:34

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

Con The Next One’s On Me, Blondie Damages ha vuelto a la normalidad tras ofrecernos la semana pasada un episodio algo más experimental en cuanto a forma. Volvemos a los flashforwards perturbadores que más que darnos pistas del final, parece que sólo busquen liar más las cosas aunque al final casi siempre la solución suele ser mucho más sencilla de lo que aparenta.

Como ejemplo de ello tenemos el final del episodio de la semana pasada en el que se nos sugería que, tal vez, habían enviado a alguien para atentar contra el despacho de Patty. En el recap comenté que mi primera impresión era que podía ser Nassim, el hijo del amigo de Chris, pero de la manera que nos lo mostraron parecía que se trataba del activo que Boorman tenía encerrado. Al final, ni atentado ni activo, tan sólo es que Nassim es un hombre un tanto intenso y al que no se le da demasiado bien envolver paquetes.

Por cierto, ¿no creéis que Ellen es la persona con más suerte del mundo? Siempre se mete en unos líos tremendos de los que siempre se las apaña para salir ilesa, y ahora que su caso estaba más muerto que vivo tras quedarse sin su testigo principal, le cae del cielo un nuevo testigo con ganas de colaborar (aunque tiene todos los números de acabar como todos los que se le acercan, es decir, muerto gracias a una conversación telefónica con su madre bastante absurda). Además, Patty le hace el trabajo sucio y echa mano de sus contactos para conseguir una prueba que respalde a su testigo y así poder montar un caso consistente a su alrededor. ¿Pero por qué se preocupa tanto Patty?

Es posible que en un principio las intenciones de Patty se limitasen a conseguir que Ellen volviese con ella pero me da la sensación de que su encuentro de la semana pasada con Erickson le ha despertado el gusanillo y quiere ser ella la que lleve a los tribunales a High Star. Un síntoma de ello es que está descuidando su caso contra la farmacéutica pero es que Patty no puede resistir la tentación de vencer a este tipo de personajes poderosos supuestamente intocables. ¡Si es que hasta Bill, su antiguo mentor borrachuzo, la está empujando a deshacerse de Ellen y coger las riendas del caso! Y yo lo siento por Ellen pero me muero de ganas de que esto suceda. ¿Será capaz de llegar hasta la CIA?

Luchas de poder a parte, creo que estaremos de acuerdo si digo que si por algo destaca este episodio es sobre todo por la gran caracterización del personaje de Erickson. En otras ocasiones ya nos han mostrado que se trata de un hombre de fuertes principios (los suyos), que se siente en la obligación de cuidar del pueblo americano de la misma manera que se vio obligado a cuidar de sus cuatro hijos tras la muerte de su esposa, aunque para ello tenga que utilizar la espada.

En su aterrador sermón en la iglesia echa mano del Sermón de la Montaña de la Biblia, y más concretamente al noveno versículo de las Bienaventuranzas que se refiere a los pacificadores para justificar la guerra (santa). Mientras vemos como A.C. está torturando a Chris para sonsacarle información, Erickson dice cosas como que los soldados saben que sufrir en la guerra es honrar el sufrimiento de Jesús en la cruz e incluso que ese sufrimiento es un acto de amor que les acerca a Dios. De esta manera consigue calmar su conciencia ya que, a diferencia de Boorman, a él le preocupa tener que utilizar la violencia, y más contra uno de sus hijos. Y no se si son imaginaciones mías pero todo esto parece indicar que Erickson es el torturado pero el torturador podría ser cualquiera (desde Chris hasta el mismo Boorman).

En principio, en el próximo episodio sabremos si Boorman consigue deshacerse de Nassim como parece o si Ellen consigue ponerle a salvo (que lo dudo). Por cierto, ¿cómo es que Boorman no se ha deshecho ya de Ellen? Me cuesta creer que un hombre como éste, con tan pocos escrúpulos y que ha demostrado que no le gustan los flecos (o si no que se lo digan al psicólogo de Chris), esté evitando eliminar la fuente del problema, que no es otra que Ellen. Con esto no estoy diciendo que la maten pero no estaría de más que le diesen algún susto para que espabile un poco ¿no creéis?