[Recap] 4×06 Breaking Bad: Cornered

Por | 24 de agosto de 2011, 01:01

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

Hay quien dice que una de las mayores ofensas que un hombre puede recibir es que le ignoren. Yo siempre he considerado que esta expresión era demasiado exagerada (a bote pronto se me ocurren varias ofensas mucho mayores), pero en vista cómo está afectando a la Walt que Gus le ignore, estoy empezando a cambiar de opinión. Walter está absolutamente desquiciado y el numerito en casa de Hank al que Skyler se refiere como un grito de socorro no es más que el principio.

Desde su (sangriento) encuentro en la premiere de esta temporada, Walter no ha conseguido volver a ver a Gus y eso le está volviendo loco. Se plantó frente a su casa, se presentó en su restaurante, se ha declarado en huelga en el laboratorio, le ha buscado sustitutas a Jesse para que le hagan la limpieza... pero todo fue en vano. Su frustración aumenta con cada intento fallido por llamar la atención de Gus, y los que lo están pagando son sus familiares y amigos.

La impactante frase no estoy en peligro, soy el peligro que le espeta a Skyler cuando ésta le expresa su preocupación por su extraño comportamiento no hace más que demostrar esa frustración. No le vamos a negar el mérito de que él fue el que ordenó matar a Gale, pero eso no quiere decir que, hoy por hoy, tenga ningún tipo de poder sobre nada ni sobre nadie. Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces.

Y por si esto no fuese suficiente, con sus delirios de grandeza y su paranoia están consiguiendo que Jesse se aleje cada día un poquito más. Es verdad que Walter tiene razón al desconfiar de toda la situación (¿a quién se le ocurriría contratar al enclenque de Jesse como guardaespaldas?), pero se equivoca de pleno al minusvalorarle porque, en el fondo, le está haciendo lo mismo que Gus le hace a él. Tal vez todo empezó por él pero la situación ha cambiado mucho desde entonces.

Tal vez Jesse no tenga músculos fuertes pero tiene otras muchas cualidades (como entender la conducta aparentemente incomprensible de un adicto a la meta) y Gus está dispuesto a reconocerle sus méritos y valorarle por lo que hace. Está claro que si diese un paso en falso y dejase de serle útil, Gus no dudaría ni un segundo en deshacerse de él, pero aún así Jesse se siente arropado y seguro porque sabe que todo depende de él.

Desde el principio de la serie hemos visto como Walter ha tratado a Jesse como si fuese un mozo de carga sin cerebro, y aunque es verdad que le ha acabado tomando cariño y que se han ayudado mútuamente muchas veces, es evidente que no puede evitar seguir pensando que sin él no sería nadie. Por eso no le entra en la cabeza que Jesse pueda servirle a Gus y a Mike para algo más que para conseguir minar su poder y su autoestima pero, si no cambia de actitud, se acabará quedando sin su único aliado.

Skyler ha estado a punto de abandonarle y empezar una nueva vida lejos de los problemas de Walt, pero a pesar de que la moneda le indicaba insistentemente que se fuese a Colorado, decide volver y coger el toro por los cuernos porque, como bien dice, alguien tiene que proteger esta familia del hombre que protege a esta familia. Por ahora no sabemos si será ella la que se encargará de dirigir el lavadero de coches pero todo parece indicar que sí, aunque eso sí, dudo que Walter se limite a mirar desde lejos con los brazos cruzados.

La conversación con Bogdan al hacerle entrega de las llaves del lavadero parece indicar que el negocio no sólo será su tapadera para justificar la entrada de dinero sino que se convertirá en su Los Pollos Hermanos. Walter por ahora sólo puede permitirse demostrar su poder evitando que el mezquino de Bogdan se lleve el primer dólar que ganó y gastándoselo en una Coca-Cola, pero tarde o temprano acabará recogiendo el testigo de Gus y se convertirá en un jefe tan despiadado como él. El imperio de Gus cada vez está más amenazado (por un lado por la policía y por el otro por el cártel mexicano), así que no me extrañaría que a final de temporada todo saliese a la luz y Walter aprovechase la próxima temporada (la última) para montar el suyo propio.