[Recap] 4×07 Leverage: The Grave Danger Job

Por | 19 de Agosto de 2011, 19:31

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

Esta semana la cadena TNT emitió dos capítulos de Leverage. Hoy haremos el recap del primero y mañana podréis ver el recap correspondiente al segundo capítulo. El séptimo episodio se titula The Grave Danger Job. Hardison lo pasará muy mal esta semana y Parker también. Hacía tiempo que uno de los miembros del equipo no corría peligro real, esta semana el capítulo empieza con Hardison despertando dentro de un ataúd. Alguien lo ha enterrado vivo. Inmediatamente nos trasladan al pasado para que veamos que ha sucedido y como es que el hacker ha terminado en esa delicada situación.

Todo comienza con unos hermanos que han sido estafados por una funeraria. Una madre, Darlene Wickett (Anne-Marie Johnson), y sus dos hijos que roban dinero a la gente en uno de los peores momentos de su vida. Parker se siente intrigada por la idea de que la gente va a un lugar mejor después de muerta, no es capaz de entenderlo. Me gusta la escena en el que le pregunta a Nate como sabe la gente que sus seres queridos muertos están en paz, para Nate también es un asunto muy personal y muy duro tras haber perdido a su hijo. La única respuesta posible es la fe, aunque ninguno de los dos parece conformarse con esa opción.

El equipo decide entrar en la funeraria para buscar el dinero robado. Nate y Sophie se hacen pasar por asistentes al funeral de un anciano; Eliot asiste al funeral de un policía vestido como un matón, así que se inventa que estaba infiltrado y no le dio tiempo a cambiarse; Parker se introduce en una bolsa para cadáveres y empieza a buscar una caja fuerte y Hardison se hace pasar por una persona que ha perdido recientemente a un familiar y está buscando funeraria.

En la casa descubren que además de robar dinero a la gente, la directora de la funeraria roba identidades que después vende a un tal Javier. Están ante una doble estafa y Nate idea una tercera para hacer caer a los malos.

Hardison y Nate se hacen pasar por los dueños de un servicio de funerarias mucho más grande y que además saben el fraude de los robos de identidad. Ambas partes llegan a un acuerdo, Nate les dará cien nuevas identidades limpias a cambio de quinientos mil dólares. Sin embargo cuando están sellando el acuerdo, aparece Javier, la dueña de la funeraria escapa con sus dos hijos y Nate es golpeado hasta quedar inconsciente.

Javier es un contrabandista que trae cocaína a través de la frontera y usaba las identidades que conseguía en la funeraria para introducir a su gente. Ahora necesita muchas identidades y creyendo que Nate puede suministrarle bastantes ha secuestrado a Hardison para obligarle a darle esa información.

Cuando Hardison despierta se encuentra dentro de un ataúd. La han enterrado vivo y le han dejado un móvil. Para cualquiera esa puede ser su peor pesadilla, atrapado en una tumba, con poco aire y un espacio reducido. Para Hardison es peor porque sufre claustrofobia. Consigue llamar al resto del equipo y les informa de la situación. Tienen poco tiempo para salvar a su compañero, pero primero deben averiguar en que lugar está enterrado.

Para Parker esta situación es horrible, ella siempre ha vivido tras una muralla emocional, evitando así el dolor. Cuando era niña perdió a alguien muy cercano y para no voler a sufrir se aisló de todos. Sin embargo, Hardison ha conseguido entrar en su mundo y llegar hasta ella y la sola idea de poder perderle la desequilibra. No está preparada para eso. Por primera vez llama a Hardison por su nombre, Alec, pidiéndole que no la deje sola. Por su parte, Aldis Hodge, hace un gran trabajo mostrando toda la tensión y el miedo de su personaje al verse enterrado bajo tierra. Se nota la desesperación en su voz, apenas puede controlarse y llora de puro miedo.

Evidentemente todo se resuelve para bien. Consiguen encontrar la localización de la tumba usando las sirenas de los coches de policía y ambulancias. Tras una pelea con Javier y su secuaz, unos cuantos tiros y unas acrobacias de Parker, liberan a Alec de su tumba. Todos lo abrazan, el primero Eliot quien estaba realmente preocupado por su amigo. Parker no se acerca, todo este asunto ha sido demasiado para ella.

Al final Nate consigue devolver el dinero a los hermanos que fueron estafados por la funeraria, encarcelan a la madre y a sus dos hijos que son pillado con identidades falsas en Florida y Javier es detenido por la patrulla fronteriza en Texas, ya que Hardison lo localizó por el GPS de su auricular y puso su vehículo entre los más buscados.

En el bar vemos a Parker y Hardison, él le agradece su apoyo y su ayuda y ella, sin poder casi mirarlo, sonríe triste. Él la besa en la mejilla y mi querida Parker llora. Me parte el corazón verla así pero yo esperaba que los dos por fin reconociesen sus sentimientos y se besasen apasionadamente o algo similar. Se ve que tendré que seguir esperando el momento en el que estén juntos.

Un capítulo muy emocionante donde, de nuevo, exploraran la relación entre Hardison y Parker, pero también muestran como el equipo es más que un grupo de extraños trabajando juntos. Tras cuatro años de aventuras, estafas y robos son más una familia que compañeros. Se preocupan los unos por los otros, se quieren y se necesitan.