[Recap] 4×09 Leverage: The Cross My Heart Job

Por | 23 de Agosto de 2011, 21:00

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

El capítulo de esta semana fue un trabajo contra reloj. El equipo tenía muy poco tiempo para poder salvar la vida de un chico de quince años y tenían que trabajar dentro de un aeropuerto sin tener casi materiales para usar. Nate volvió a demostrar la razón de su liderazgo, y es que, a pesar de que el caso era emocionalmente muy duro para él, consigue centrarse y orquestrar un plan perfecto y coordinar a su gente.

El equipo llega al aeropuerto de Cincinnati después de un complicado trabajo en una isla del Caribe. Paker aún está molesta por no haber llegado hasta las esmeraldas pero es que no había piedras preciosas de por medio sino que habían estado en un lugar llamado La Isla Esmeralda, Eliot se empeña en explicárselo pero la rubia no se da por enterada. Mientras hablan en la terminal algo llama la atención de Nate, el intercambio de una pequeña nevera. Nate sigue a una mujer y le pregunta si necesita ayuda, ella rompe a llorar.

La mujer es una enfermera que llevaba un corazón en la nevera, el órgano era para salvar a un adolescente de quince años, pero alguien poderoso también necesita urgentemente un trasplante y se ha saltado todas las normas para conseguirlo. La hija de la enfermera fue secuestrada para obligarla a realizar el cambio. La mujer les informa de que un corazón humano debe ser transplantado cuatro horas después de ser extraído. Nate y el equipo tienen menos de una hora y media para rescatar a la niña y encontrar el órgano.

La primera parte es sencilla, en seguida encuentran a la niña gracias a una imagen que los secuestradores enviaron a la madre. Está en un restaurante del aeropuerto custodiada por un matón. Sophie distrae al camarero del lugar y Eliot noquea al matón. Acto seguido se hacen con el local y lo transforman en su base para poder operar con tranquilidad.

La enfermera se reúne con su hija y el equipo empieza la búsqueda del corazón. No será fácil pues no tienen equipos con los que trabajar. Hardison no tiene ordenador y Parker ninguno de sus aparejos. Así que que Nate les ordena conseguir material para empezar la búsqueda.

Cuando por fin se hacen con un ordenador averiguan quien está detrás del robo, se trata de Chesney, un contratista de defensa, al que Nate había estado vigilando pero que nunca fue una prioridad para él porque se estaba muriendo. Sin embargo el señor Chesney, un anciano, se resiste a abandonar este mundo. Para Nate el caso es personal, volveremos a ver el flashback de su hijo muriendo en el hospital. Sophie, sabiendo lo difícil que es para su compañero pensar con claridad, le ofrece una copa porque sabe que bebiendo se concentra mejor. El trabajo del equipo depende de que Nate pueda mantener la cabeza fría.

Mientras el resto del grupo se dedica a robar identificaciones de trabajadores del aeropuerto para ir accediendo a las zonas de seguridad. Parker se hace pasar por una trabajadora de mantenimiento, Eliot por piloto y Hardison por una controladora de la torre de control transexual.

Desde la torre de control Hardison averigua que los malos van a partir en un vuelo privado hacia Chicago pero para cuando Eliot y Parker llegan al hangar los ladrones de órganos ya no están. Nate se da cuenta de que han van a volar en un vuelo comercial y deciden detener el avión. Sophie y Nate llaman al servicio metereológico para hacerles creer que un tornado se acerca a la ciudad. Con esa artimaña consiguen cerrar el aeropuerto.

Hardison se queda sólo en la torre de control y tendrá que hacer aterrizar un avion que llega con poco combustible. Como no tiene ni idea de como se hace utiliza un simulador de vuelo para poder orientar al piloto.

Eliot y Parker consiguen hacerse con la maleta del ladrón, donde va escondida la neverita con el corazón. Parker escapa corriendo con la maleta pero tropieza con un carrito lleno de maletas, el ladrón la alcanza y se lleva la nevera.

Nate en un momento del capítulo  llama a Chesney para decirle que tiene el corazón. Luego recibe una llamada del anciano moribundo, ambos saben que si no recibe ese corazón morirá pero Nate no está dispuesto a que el chico muera por culpa de la avaricia de Chesney.

El equipo sale del aeropuerto con la nevera ¿Cómo es posible? En el choque de maletas le dieron el cambiazo al ladrón que se llevó un nevera falsa mientras que ellos se quedaron con la auténtica. Así que van al hospital donde el trasplante del chico es todo un éxito.

El final del capítulo nos muestra a Nate solo en su casa, recibe una llamada de Chesney amenazándole pero Nate le advierte de que lo está vigilando, de que destruirá su legado y su empresa, de que sabe lo que hace, de que controla sus finanzas y sus movimientos. Es cierto, en la pantalla del apartamento se ve la habitación de Chesney. Nate le dice que haga las paces con el mundo y se prepare para morir, él estará vigilando hasta el final.

Esta escena del final me produjo escalofríos, es comprensible que el hombre rico intente hacer cualquier cosa para sobrevivir, lo malo es que lo hace a costa de la vida de otros, pero ¿podemos culparle? ¿Quién no haría lo mismo? Nate es frío y cruel con el anciano, porque no puede parar de pensar en su hijo, muerto por la avaricia de la aseguradora.

Fue bonito ver como Sophie lo apoya y ayuda en todo momento. Ella conoce muy bien a su líder y sabe que necesita y cuando. Son una pareja estupenda.

El capítulo tal vez sea demasiado precipitado, y es que al tener un límite temporal, todo se desarrolla a gran velocidad. Como apunte decir que la seguridad del aeropuerto es de risa.