[Recap] 6×21 Futurama: Möbius Dick

Por | 8 de Agosto de 2011, 21:00

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

Un capítulo que se centra en Leela y su obsesión de manera brillante y divertida. La cíclope tendrá que aprender a relajarse porque las obsesiones no son buenas. El título hace referencia a la inmortal obra de Herman Melville y veremos como Leela sufre tanto como el capitán Ahab intentando dar caza a una gran ballena espacial blanca. A nivel visual el episodio funciona, el cambio de look de la nave de Planet Express y la entrada en la cuarta dimensión son dos momentos magníficos.

Todo comienza cuando el profesor Farnsworth recuerda la pérdida de la primera tripulación de Planet Express 50 años atrás, empieza a explicar la historia diciendo: Lo recuerdo como si hubiera sido interesante. Se nos muestra la época en la que se fundó la empresa y en la que Zoidberg era popular y tenía pelo. Durante una entrega en un lejano planeta la tripulación desapareció sin dejar rastro, Zoidberg regresó tiempo después en la cápsula de emergencia de la nave, con el pelo totalmente blanco y sin poder recordar lo que había sucedido.

Para conmemorar tan fatídica fecha, el profesor ha encargado una estatua del equipo perdido y envía al nuevo equipo ha recogerla. La entrega se retrasa por motivos varios y Leela se impacienta, pues no hay nada más importante que cumplir con el encargo. Como van con el tiempo justo la capitana de la nave decide atravesar una extraña zona del espacio, el tetraedro de las Bermudas. Sin embargo ese lugar es un gigantesco cementerio de naves espaciales y allí, flotando a la deriva, encontrarán la antigua nave de Planet Express. En el cementerio hay un montón de naves reconocibles por ejemplo el vuelo Oceanic 815 de Lost o la Jupiter 2 de Lost in Space. Yo no reconocí ninguna más pero seguro que hay más referencias en esa suerte de Triángulo de las Bermudas espacial.

Mientras investigan que sucedió con la tripulación perdida Zoidberg empieza a recordar y entonces aparece una ballena espacial gigante, que recuerda mucho a Moby Dick, y no es una ballena cualquiera, ya que es de cuatro dimensiones. A partir de su encuentro con la ballena blanca, Leela se obsesiona con su misión y con el animal transformándose en un Ahab de la era espacial. Hará todo lo posible por matar a la gran ballena blanca aunque eso suponga morir en el proceso.

Siguiendo a la ballena la nave se adentra en la cuarta dimensión. Cuando el resto de la tripulación intenta detener la locura de Leela son comidos por la ballena, todos menos Zoidberg que vuelve a escapar en la cápsula de emergencia, regresa a la tierra con el pelo blanco y sin saber muy bien que ha pasado. Mientras, en el estómago de la ballena, Leela se encuentra con el antiguo capitán de Planet Express, Lando Tucker, que forma parte del enorme animal. Allí en el estómago también veremos un equipo de la NASA y al Doctor Who que últimamente sale mucho en Futurama. Lando le explica a Leela que la ballena se alimenta de la obsesión de los capitanes de naves espaciales y que en el fondo Leela es la ballena, algo que ella niega pero termina fusionada con el animal tal y como lo está Lando.

En la tierra se organiza un funeral por la tripulación perdida y cuando da inicio aparece la gran ballena. Leela sale de su interior, ha conseguido vencer a la ballena, ya que su obsesión es tan grande que ha doblegado al animal y se ha liberado. No sólo ella sale del vientre del animal sino todos los que habían terminado allí dentro. Luego entre todos matan a la ballena a base de palos. Mientras que un Zoidberg peinado a lo Fonz retoma su relación con la chica de la antigua tripulación y acaba el capítulo con el gesto típico del personaje de Happy Days.

El capítulo tuvo momentos muy buenos pero le falto ritmo. El inicio estuvo interesante, como siempre el profesor ha sido uno de los personajes más divertidos, pero conforme iba avanzando la trama el humor desaparecía. Leela no es el personaje más interesante de la serie porque siempre actúa igual y nunca sorprende, no es como Fry o Zoidberg. Así que sus capítulos suelen ser un poco menos interesantes. Aún así, poder ver a todo el equipo junto en la nave, a Amy arponeando a la ballena y a Bender intentando coger diamantes del tamaño de un coche ha estado bien.

Comparte este artículo