[Recap] 6×22 Futurama: Fry Am the Egg Man

Por | 12 de Agosto de 2011, 21:00

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

En este nuevo capítulo de Futurama , Fry tiene una mascota nueva llamada Mr. Peppy, al verlo no pude evitar preguntarme: ¿Dónde está Mordisquitos?.Ya hace tiempo que no lo veo y esa si que es una mascota en condiciones; divertida, sorprendente y única. El bicho que se agencia Fry es bastante básico y no da mucho juego. El capítulo me recordó a aquel de The Simpsons en el que Bart cuida de dos huevos de los que nacen unos lagartos. Fry Am the Egg Man está plagado de chistes y referencias a la comida basura, la agricultura ecológica y la extinción animal. Temas que siempre suelen territorio de Leela ¿recordáis cuando se fue a salvar pingüinos?.

Este nuevo episodio empieza con Bender, Leela y Fry escapando de un planeta. Tras la carrera deciden ir a un restaurante de cómida rápida, donde es muy difícil, por no decir imposible, comer algo saludable. Leela decide que ha llegado el momento de comer sano, así que viajan hasta otra galaxia para ir al mercado de agricultores. El mercado es un lugar curioso donde veremos calabacines-gallina, donde Bender encontrará unos puros excelentes y donde Fry se reencuentrará con las Amazonas. Leela se dedicará a comprar productos naturales, entre ellos varios huevos de precio desorbitado.

A la mañana siguiente todo el equipo de Planet Express se reúne para el desayuno y entonces Fry decide que no quiere matar a unos pollitos que aún no han nacido y salva un huevo que cuidará con cariño y esmero. Fry realmente llegará a querer al huevo, tanto que se animará a criar lo que sea que salga de ahí. Como bien dice: No puedes pasarte una semana sentado sobre algo sin enamorarte de él

Cuando el huevo por fin eclosiona lo que sale de dentro es un monstruo feo, que arroja ácido y que tiene bastante mal carácter. Fry lo adora pero los demás temen al animal que no para de crecer y de romper cosas, entre ellas a Bender, que se lleva la peor parte. Sin embargo cuando el Profesor Farnsworth descubre que se trata de un vampiro de los huesos, que mata a sus víctimas succionándoles el esqueleto y que se reproduce asexualmente, deciden deshacerse de Mr. Peppy. Como en su planeta natal está extinguido creen que lo mejor es reintroducir la especie en el lugar y llevan a Mr. Peppy hasta allí para liberarlo.

El equipo para en una taberna para tomar algo y cuando explican que han liberado en los bosques a un vampiro de los huesos la gente se enfada. Un grupo de hombres liderados por Angus decide salir a matarlo. Fry insiste en que Mr. Peppy es vegetariano y que no matará a las ovejas del lugar. Los habitantes recuerdan con espanto los tiempos en que los vampiros de los huesos campaban a sus anchas por el planeta y masacraban a sus rebaños. Las súplicas de Fry y también de Leela son escuchadas y le dan un par de días al animal para demostrar que no atacará a las ovejas, pero a la mañana siguiente un rebaño de ovejas aparece muerto y sin huesos. Mr.Peppy ha atacado. Incluso llegará a atacar a Leela. Fry sabiendo que no puede permitir que Mr. Peppy siga en libertad decide matarlo.

Cuando encuentran al animal le pega un tiro pero resulta que no era Mr. Peppy sino Angus disfrazado de vampiro de los huesos. Un giro muy a lo Scooby-Doo, como bien puntializa Amy, que se explica porque Angus quería impresionar a la gente de su pueblo y a Leela. Mr. Peppy que está cerca comiendo ovejas se acerca a Fry y cuando el repartidor está a punto de matarlo, la gente del pueblo le pide que lo deje vivir. Este cambio de actitud se debe a que tienen un exceso de ovejas y el vampiro de los huesos servirá para regular su número y hacer más fácil la venta de carne, ya que las deshuesa con facilidad.

Este capítulo sin ser nada del otro mundo me ha gustado. Es que a mi, las mascotas raras y que el capítulo se centrase en Fry, auténtico protagonista de Futurama, me agrada. Hubo unos cuantos chistes, sobre todo aquellos referidos a la comida basura y a los escoceses que me hicieron mucha gracia; y la referencia a Scooby-Doo nunca está de más. No es de los mejores capítulos de la serie pero se deja ver sin sentir pereza.

Comparte este artículo