[Recap] 6×24 Futurama: Cold Warriors

Por | 29 de agosto de 2011, 22:30

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

Un capítulo que de nuevo nos toca la fibra sensible. El pasado de Fry en el siglo XX siempre es interesante y esta vez nos han mostrado como era la relación con su padre. Un hombre duro, un militar que no para de machacar a Fry. Futurama consigue con los episodios sobre el pasado de este personaje emocionar y entretener, dos grandes ejemplos: Luck of the Fryrish, capítulo en el que Fry consigue el trébol de siete hojas; y Jurassic Bark, sobre el perro de Fry, un capítulo que siempe me hace llorar.

Casi nunca pienso en ello pero Fry, a veces, debe sentirse muy sólo en Nueva Nueva York. Sus padres, su hermano, su sobrino al que no llegó a conocer ya no están y la única familia que tiene es el Profesor Farnsworth. Claro está que se ha integrado dentro de la familia que forman los empleados de Planet Express pero es lógico que, de cuando en cuando, lo invada la nostalgia.

El capítulo se centra en Fry. En el pasado, cuando era un niño, su padre lo llevó a pescar a un lago helado, el pequeño Fry cae al agua congelada y a consecuencia de ello se resfría. En el siglo XXXI sucede algo similar, Fry lleva al grupo a practicar pesca en el hielo y por culpa del frío enferma. Me gusta como el Profesor Farnsworth no para de quejarse por culpa del frío: No tengo grasa protectora, ni pelo o sangre caliente. ¡Ni siquiera soy legalmente un mamífero!.

En Planet Express todos se alarman cuando Fry comenta que tiene un resfriado común. La enfermedad fue erradicada del planeta 500 años atrás y la gente carece de las defensas necesarias para hacerle frente. Rápidamente el CDC sella el edificio y el equipo debe permanecer en cuarentena para que nadie más se infecte. Como bien dice el Profesor el virus podría matar a millones o a nadie, como no lo saben, lo mejor es pasar por la cuarentena.

Pero Bender, harto de hacer de enfermera de sus compañeros sale de la zona de cuarentena e infecta sin querer a varios miembros del CDC. La enfermedad empieza a extenderse por la ciudad. El presidente Nixon, Zapp Brannigan y el Profesor Wernstrom se reúnen para buscar una solución ya que si el virus se extiende infectará a todos habitantes de la tierra en menos de 36 horas. Para ponerle freno a la epidemia ponen práctica una medida de contención, el plan 63, el 62 no porque no quedan pirañas. Sellan toda la iudad con un plástico, la arrancan de su sitio y se dirigen con ella hacia el solo para incinerarla.

Mientras en el siglo XX vemos a Fry en cama. Volvemos a encontranos con su madre, la fanática de los deportes y con su hermano Yancy que intenta robarle el trébol de siete hojas que le da suerte a Fry. Mientras se pelean, Fry ve entre los deberes de la escuela un anuncio de un consurso de ciencias. Quien gane tendrá la suerte de que su trabajo será enviado al espacio dentro de un satélite. Fry decide centrar su trabajo en el resfriado común. Su padre, desde el primer momento, le dice que no ganará porque no es muy inteligente.

Fry a pesar de no contar con el apoyo de su familia sigue adelante con la idea y cuando conoce a Josh Gedgie, un nerd que siempre gana los concursos de ciencias, empieza a esforzarse. Su idea es que su conejillo de indias contraiga un resfriado y mandarlo al espacio para que se cure. La parte donde se ve como entrena el animal me divirtió mucho. El concurso lo gana Gedgie con unos cultivos sobre el resfriado común. Fry se apena, pero lo cierto es que no podía competir con él.

En el futuro el Profesor Farnsworth cree que podrá erradicar el virus si consigue una muestra de la cepa original del siglo XX, para conseguirla casi mata a Fry pero en el último momento, nuestro repartidor recuerda que en el espacio hay una muestra. Así que van a buscarla y consiguen salvar a la humanidad y a la ciudad. Ha sido breve pero Kif ha aparecido en el capítulo. No se hace ninguna alusión a su relación con Amy, así que no sé en que punto están estos dos.

Cold Warriors es un buen capítulo, con las dósis exactas de ciencia, locura y ternura. Como siempre, se agradece que se centren en Fry y ha sido bonito ver como su padre, al final, le dice que le quiere. Sabe que a veces es duro con él pero lo hace porque en el futuro, su hijo, tendrá que afrontar muchos retos. Una bonita escena para cerrar un capítulo muy redondo. Ojalá la serie mantuviese este nivel todo el tiempo y recuperemos la Futurama que tanto disfrutamos las primeras temporadas.

¿Y la broma con Obama? Es la primera vez que se le ve por Futurama, aunque en otras series de animación como The Cleveland Show y South Park ya ha aparecido.

Comparte este artículo