[Recap] 7×08 Weeds: Synthetics

Por | 19 de Agosto de 2011, 22:35

El artículo que vas a leer en TVlia puede contener información del futuro argumento de la serie. Lee bajo tu propia responsabilidad

Lo admito, sé que desde que empezó la temporada he sido bastante crítica con Weeds y que seguramente no hay que analizar demasiado la serie porque se desmonta. Sé que es un divertimento, puro y duro, un guilty pleasure si queréis, pero no puedo evitar sentir que ya no me lo paso tan bien como solía con esta serie. Shelby, la directora del Centro de Reinserción, le suelta a Nancy un sermón sobre lo decepcionada que se sentía, y curiosamente, sus palabras ilustras a la perfección lo que pienso actualmente de Weeds.

No se puede negar que la serie siempre encuentra la manera de sobrevivir pero tan sólo basta echar una mirada atrás para darse cuenta de todo lo que ha perdido a lo largo de estos años hasta el punto de que, como pasa con Nancy, no tengo claro que sepa quién es a estas alturas por mucho que insista en afirmar lo contrario. Eso sí, hay que reconocer que si hay algo en lo que sigue igual es en su obsesión por sorprender con sus giros y contragiros.

Su permanente búsqueda del "más difícil todavía" no siempre le ha salido bien, y es que con el tiempo hemos aprendido que, por muy complicada que sea la situación, (casi) siempre se acaba solventando sin mayores consecuencias. Aún así, siempre confiamos en que esto no suceda y reconozco que me siento (moderadamente) esperanzada con el final de este episodio. ¿Y por qué digo esto? Pues porque la "casualidad" ha hecho que varias tramas entrasen en contacto y tal vez este sea el empujoncito que necesitaba para que, esta vez sí, la temporada se encarrile después de andar dando tumbos.

En la misma habitación tenemos a Dimitri con su marihuana y a la perturbada de su hermana Zoya reclamando sus propiedades, es decir, a Nancy y al negocio iniciado con el dinero de sus granadas. También están Andy, que pide que le dejen llevar su negocio de la rueda Copenhagen libremente, y Silas, que ha visto como Denny, el repartidor al que Nancy desmontó el negocio, le ha localizado y amenazado por culpa de la insistencia de su tío por conseguir publicitar su trasto para bicicletas. Y para acabarlo de arreglar, también están Nancy y su jefe Foster Klein, gracias al cuál toda la conversación del grupo está siendo grabada.

Después de las cosas que llegan a decir unos y otros, parece imposible que Nancy vaya a recuperar su libertad pero, claro, esto es Weeds y seguramente ésta encontrará una nueva rendija por la que colarse como tantas otras veces. Quién sabe, tal vez hasta acabe negociando con sus "viejos amigos" de la DEA y de paso consiga deshacerse de ese cuadrado amoroso en el que se ha visto envuelta. El único problema que le veo es que en esta ocasión también ha acabado involucrando a Silas y a Andy, aunque supongo que todo es negociable.

El que aparentemente sigue yendo por libre es Shane, que ha empezado sus "prácticas" con el detective. Por ahora no está aprendiendo demasiado del oficio pero al menos está consiguiendo que su supuesto mentor confíe en él, lo que podría serle muy útil dentro de poco. ¿Será Shane el que acabe sacando las castañas del fuego a su familia? No sé si lo conseguirá pero al menos lo va a intentar porque sería la ocasión perfecta para demostrarle a su madre que él es mejor que Silas. Por cierto, ¿pensáis que Silas conseguirá solventar su conflicto con Pouncy House confraternizando con Emma? Parece que hay química entre ellos, así que no sería raro que llegasen a un acuerdo de colaboración, ¿no creéis? La cosa, ahora sí, promete.