El principio del fin de los Soprano

Para todos aquellos que han vivido las aventuras de Los Soprano con intensidad rayando el fanatismo, hemos de anunciar con pesar que la HBO ha comenzado ya la campaña de promoción de los últimos capítulos de la serie. Más abajo podemos ver uno de los carteles publicitarios, realmente inquietante, con un Tony Soprano de ceño fruncido y con la determinación en la mirada.

Esta atípica familia mafiosa nos hizo salir de la imagen habitual del matón hollywoodiense oscuro, uniforme y bastante aburrido. Por otra parte, ¿si la familia es la familia, por qué nunca hacían ni caso a la familia? Aquí si que tenemos familia por un tubo, líos y más líos y una forma realmente peculiar de hacer las cosas.

Es una pena que la serie acabe, pero siempre es mejor terminar con un proyecto antes de conducir al hastío a sus aficionados. Con Alias estuvo a punto de suceder, y con Perdidos puede que vayamos por el mismo camino. Creo que, salvo excepciones, tres o cuatro temporadas es el máximo que se puede exprimir una serie que tenga un concepto argumental claro. Los Soprano ha llegado a la sexta, pero sus creadores han conseguido no defraudar. adiós, Tony y compañía.

HBO unveils final Sopranos ad campaign (Tvsquad)