Series maltratadas

España poco a poco se está adaptando a emitir series extranjeras, antaño las únicas series en las que confiaban las cadenas eran de producción patria, relevando a horarios de madrugada o a cadenas secundarias las grandes series de éxito, como pudieran ser Urgencias o Doctor en Alaska.

Ahora entran más, pero sigue siendo la tendencia de maltratar series de mucho éxito fuera de nuestras fronteras, aunque cierto es que cadenas como la Sexta o Cuatro lo van cambiando poco a poco.

Entre los ejemplo de la utilización de series desperdiciándolas vemos claramente a Perdidos, se jugó tanto en TVE con ella y el horario en que debía ir que fue difícil poder engancharse, tanto estaba un jueves por la noche en prime time, como te la ponían la semana siguiente un domingo por la tarde, o un miércoles por la madrugada. Cuando la cadena pública se dio cuenta de lo que estaba haciendo era demasiado tarde, aunque pusieran 3 episodios seguidos sin publicidad la audiencia caía, se perdió el enganche inicial.

También podemos ver lo que ha pasado con Malcom –Malcom in the Middle-, una comedia digna de estar entre la más grandes relegada en los programas infantiles y matinales de fines de semana.

Ya comentemos también el caso de Las chicas Gilmore, que se suele seguir situando en horario matinal –casi únicamente visible para las amas de casa-, u otros casos como A dos metros bajo tierra o Urgencias de nuevo, que se siguen emitiendo a las tantas de la noche.

Si unimos todo esto junto al hecho de que nos ponen como 30 minutos de publicidad para cada capítulo, es normal que el consumo de series por Internet o en DVD haya aumentado, quien sabe, lo mismo es este el motivo de tal desorden en la programación.