Fracaso en el estreno de ‘Como el perro y el gato’

Lo de Arturo Fernández fue peor de lo que me esperaba, si eso fuese posible. Su nueva serie Como el perro y el Gato es el disparate más cutre de la historia de la televisión en España desde... ¿la última serie de Arturo Fernández?

Y es que la cosa no podía ser más espantosa: decorados penosos, dignos de culebrón de hace diez años, unos diálogos que parecen los de las camas de Noche de Fiesta y el eterno Arturo, que el tiempo que no pasa chillando lo dedica a escuchar con el ceño fruncido, media sonrisa y el brazo flexionado con la mano a la altura del pecho. Qué estará haciendo, os preguntaréis... está a punto de empezar a hablar otra vez.

El fracaso en audiencia nos puede librar rápidamente de la tortura de ver aunque sean unos minutos de esta serie por accidente mientras hacemos zapping. Y es que los fans de Arturito ya son muy pero que muy mayores y a esa hora como que están pensando en acostarse. Televisión antediluviana en Prime Time. Bravo por la renovación de TVE.

Enlace: Arturo Fernández sólo superó a "El Internado" en su tierra, Asturias