‘Pocoyo’ se paseará por la gran pantalla

Hacía tiempo que no lo pasaba tan bien viendo algún programa infantil como con Pocoyó. Los sobrinos obligan a ponerse al día en lo que a animación infantil y desvaríos Disney se refiere, y, habiendo leído muchas buenas críticas sobre esta serie de origen español, no fue sino la conjunción sobrina-tiempo libre-aburrimiento la que me puso sobre la pista de esta maravillosa serie.

Y es que en ese sentido me siento viejo cuando creo que no ha habido prácticamente ningún programa infantil que esté a la altura de los que yo veía cuando era pequeño: Barrio Sésamo, El Planeta Imaginario, Los Fraguel...

Pero Pocoyó es distinto, como pocos hoy en día estimula la curiosidad del niño, es divertido, tiene un humor ingenuo capaz de entretener a pequeños y a mayores y es de una expresividad visual intensa. Por eso es una buena noticia que la serie vaya a dar el paso a la gran pantalla.

El proyecto cuenta con una ambiciosa financiación, y en Zinkia, su factoría, tienen claro que los elementos minimalistas con los que cuentan para los siete minutos escasos de cada episodio no valen para una película de hora y media. Pocoyó tiene que cambiar. Esperemos que no se quede con la ingenuidad en el camino. El hecho de que probablemente hable y no dependa exclusivamente de la voz del narrador puede ser un cambio difícil. Sin embargo, no podemos hacer otra cosa que desearle suerte a este proyecto español de calidad.

Enlace: Pocoyó, el milagroso dibujo animado, rumbo al cine