Multazo en la televisión británica

La Ofcom, entidad reguladora de contenidos en Gran Bretaña parece ser mucho más exigente que su equivalente española, y no duda en sancionar con multas millonarias las irregularidades de algunas de las cadenas de ese país.

Ahora le toca el turno a ITV, el segundo canal más visto en el país, que tendrá que pagar nada menos que cinco millones de euros ante la estafa con los concursos telefónicos, estafa de la que se ha reconocido culpable. Permitir llamadas a concursos cuando ya se conocía el ganador, no contabilizar votos que no eran para el que querían que ganase un concurso, o votaciones sobre algo que supuestamente se emitía en directo pero que estaba grabado. Toda una colección de barbaridades que nos lleva a preguntarnos dos cosas:

  1. ¿sucederá lo mismo en nuestro país? Basta con echarle un vistazo a los concursos de la madrugada para pensar que es más que posible.

  2. ¿Se tomarían medidas tan contundentes en caso de que fuera así? Creo que sólo si el caso tuviese mucha relevancia social, y aún así creo que nunca llegaría a esas cifras.

Enlace: Multa de cinco millones a la británica ITV por falsear concursos telefónicos