TVE no es un servicio público

No lo es porque la mayoría de su programación no es un servicio público. No lo es porque provoca daños a la iniciativa privada. No lo es porque hace gastar dinero de los contribuyentes para pagar una millonada a gente como Ana Obregón.

La vicepresidenta del Gobierno ha dicho recientemente que los planes de reducir la publicidad en TVE sin una financiación alternativa son inviables. Si son inviables es porque el modelo no es el adecuado. Es imposible pensar que una empresa no sea rentable teniendo dos vías de financiación mientras que las cadenas privadas ganan pasta a mogollón sólo con la publicidad.

Yo estaría encantado con un modelo de canon. Principalmente porque no lo pagaría, ya que creo que no veo más de una o dos horas de televisión de la cadena pública. Pero al menos los que la ven no tendrían que estar viendo toneladas y toneladas de anuncios para ver esos programas rancios.

Enlace: De la Vega: «Es irreal reducir publicidad en TVE sin otra financiación alternativa»