Consecuencias de una TVE sin publicidad

logo_tve

Ya comenzamos a atisbar algunas de las consecuencias del nuevo modelo de financiación de TVE, que supone la eliminación de publicidad de las cadenas públicas. De momento, y al menos hasta enero, los informativos aumentarán su duración. Es decir, que tendremos casquería por partida doble. Aunque los telediarios de TVE no son los peores de la escena española, tienen su conveniente dosis de sucesos que es de suponer veremos aumentada con esta nueva medida.

Pero claro, en esto no habíamos pensado. Y es que TVE emitía muchísima publicidad, dosis masivas de publicidad. Cuando quiten todos esos minutos, van a necesitar algo más que alargar los informativos para conseguir llenar el hueco. Ya se anunció que el ente produciría 8.200 horas de producción propia para llenar los huecos, pero de momento, y hasta el próximo año, nada de nada. Esto es previsión y lo demás es tontería.

Pero lo peor es que se ha dicho que las series producidas por el ente podrían aumentar su duración. Es decir que en lugar de tratar de resolver uno de los grandes problemas de la ficción española -episodios interminables- se va a agravar. Ya podemos prepararnos para episodios de Amar en tiempos revueltos o Águila roja de entre diez y quince horas de duración. La calidad es lo de menos, la cantidad es lo que importa.