Ben Linus, ese malo

AVISO: Esta entrada puede contener spoilers sobre las últimas temporadas de 'Lost'

Ben Linus

Ben Linus (Michael Emerson) es uno de los personajes más sugestivos de Perdidos (Lost, 2004). Detrás de esos grandes ojos de sapo, se esconde una personalidad enigmática, malvada y repulsiva, que lo convierten en "el malo" de la serie. Hernán Casciari cuenta en su blog cómo este personaje iba a aparecer sólo durante tres capítulos pero gracias al magnetismo de su personalidad se quedó hasta ahora, con la sexta y última temporada a unos meses de estrenarse. Hasta el momento, ha mentido, chantajeado, asesinado, perturbado o envenenado con sus palabras. Llevó a la muerte a su hija, en uno de los momentos más dramáticos de la cuarta temporada; y, sin inmutarse, a los tripulantes del carguero de Charles Widmore, al final de la season citada.

Traicionero como pocos, por eso, como dice Casciari:

La mayor parte del tiempo aparece atado, en cuclillas, encerrado en un galpón, torturado o soportando cirugías de médula. Cuando está de pie, carga con magulladuras y moratones [...]. Cuando le pegan, sus ojos dicen que ha buscado el golpe. Si suplica piedad, es porque estaba en su agenda suplicar justo a esa hora, justo en ese lugar.

Y quizá por ello hay quien lo considere como uno de los mejores personajes televisivos de esta década. Por una brillante y compleja actuación, que merece ser vista en la versión original de la serie, Michael Emerson obtuvo el Premio Emmy al Mejor Actor Secundario de Drama el pasado domingo 20. Sólo nos queda darle enhorabuena y recomendar a Ben Linus, un hombre que despierta odio y pasión por partes iguales.