3×04 Private Practice: Pushing the Limits

Private Practice - 3x04 Pushing the Limits

ADVERTENCIA. La presente entrada habla en detalle sobre el episodio en cuestión.

Dentro de una familia, en el trabajo, en cualquier tipo de relación, existen límites.  Simplemente están ahí, de manera natural, por sentido común. Hay momentos en los que  se deben de pasar, por el bienestar de todos los involucrados. Llegó la hora que en el Oceanside Wellness Centre se pasen estos límites.

Addison, Sam y Cooper tratan al hijo de una adolescente en situación de calle. Violet trata a una paciente víctima de violación, quien resulta embarazada a raíz de esto. Pete insiste en que el bebé y Violet pasen tiempo juntos, para que creen una conexión. Cooper se molesta con Addison ya que no tiene el dinero para comprar una parte de las acciones que le correspondían a Naomi. Dell regresa trabajar sin dejar a un lado las preocupaciones que conlleva ser padre soltero.

Pushing the Limits cuenta con una premisa que, a primera vista, tiene mucho potencial. Siguiendo con la línea del lado personal de la práctica médica, Private Practice nos plantea distintas situaciones en dónde ya no queda más que dar un empujón. En este caso,  tiene que ver con juzgar a los demás, decidir que es lo bueno y lo malo para el otro y para nosotros mismos. Momento, ¿alguien recordó la ética en el proceso?

Parece que Addison está dando algunos tropezones dirigiendo el Oceanside. Estoy de acuerdo que su actitud es de líder, pero da por sentado muchas cosas... cuando no debería. Por ejemplo, no sometió a consenso la compra de las acciones que dejara Naomi. Como lo menciona el mismo Cooper, no todos tienen un fideicomiso millonario. El punto más delicado, su intromisión en la vida de su paciente. Por suerte, las cosas resultaron bien para ambas partes, pero ¿quién le da el poder de llamar a la madre de la adolescente?

Otra decisión que pone en duda la capacidad de Addison —si es que tomó alguna— fue aceptar el regreso de Violet al trabajo. Aunque la vemos desde el episodio anterior, apenas ahora toma un caso: una mujer víctima de violación. Recordando el pasado de la Dra. Turner, durante sus estudios universitarios fue violada. Sumando su reciente atentado, no la consideraría apta para trabajar. La prueba está en que se involucra en las decisiones de su paciente. Con ayuda de Dell, detecta el error cometido y lo soluciona.

Por otro lado, Pete no sabe qué hacer ante la postura de Violet con su hijo. En un acto de desesperación —no se me ocurre otra manera de calificarlo— deja a Lucas con Violet. De nuevo, la idea de poner la situación al límite. Algo que bien lo pueden arreglar conversando, o en terapia, lo tiene que forzar. Como magia, Pete reconoce que hizo mal, que no debe de obligar a Violet que entable una relación con el bebé. Decide hacerse a un lado, alejándose de la práctica.

El personaje que mostró un retroceso emocional increíble fue Cooper. Muy poco le duraron sus segundos de gloria, cuando tomaba las riendas de su relación con la Dra. King. La "doncella rescatada" se vuelve el caballero de brillante armadura, salvando el día. Charlotte tuvo que pasar esos límites en la relación de pareja que no se deberían. A ver que sucede cuando Cooper se de cuenta que su noviecita compró con "cheque en blanco" las acciones disponibles del Oceanside Wellness Centre.

Creo que este episodio, aunque sigue con la línea de las relaciones humanas y familiares, es un poco flojo. Como mencioné al inicio, se tocó un tema con mucho potencial, pero todo lo solucionan prácticamente por arte de magia. Esperemos que los hechos acontecidos durante este episodio den pie a un nuevo impulso de la serie.

Descarga: Private Practice (3x04)

Foto: Private Practice: El Blog