6×05 Desperate Housewives: Everybody Ought to Have a Maid

Susan protege a Mike de las garras de Katherine

¡SPOILERS! A continuación se discutirán algunos detalles de la trama del pasado episodio de Desperate Housewives.

La semana pasada en Desperate Housewives la trama giro en torno a las mentiras. Ahora las mujeres desesperadas se enfrentan a los juicios de sus vecinos, amigos y empleados. Por momentos, resulta fácil juzgar lo que se ve a primera vista. Cuando nos tomamos el tiempo para reconocer lo que realmente está ocurriendo, aprendemos lecciones valiosas que nos pueden servir para bien o para mal.

Julie regresa a casa después pasar dos semanas en el hospital recuperándose del ataque. Danny se molesta por la relación adultera que mantuvo su padre. Gabrielle quiere demostrar que es una excelente madre, organizando una fiesta para su hija que nadie olvidará. Bree es juzgada por la camarera del motel donde se ve con Karl. Susan es advertida sobre la fijación de Katherine hacia Mike.

Everybody Ought to Have a Maid nos muestra aspectos de la vida de los personajes que nos aclaran ciertas actitudes, presentes y pasadas. A mi parecer, las líneas más interesantes son: Gabrielle tratando de ser — lo que ella considera — una buena madre; Bree siendo juzgada por sus encuentros con Karl; y, la actitud de Danny ante la relación que existió entre su padre y Julie.

Empecemos con Gabrielle Solis. Este personaje siempre me ha gustado por lo moldeable que es. Justo en la emisión anterior — en lo privado — la vemos responsable y preocupada por mantener a su familia unida. Ahora la vemos en un papel de madre ¿irresponsable? Hay que aceptarlo, sus hijas no son las más obedientes, ni educadas. Recordemos que Gabrielle arregla todo con dinero y su cara bonita. Ante los demás, no tiene más armas.

Anteriormente no habíamos visto a Bree tan contenta. Sus encuentros con Karl le dan algo que no tiene en su relación con Orson. — ¿Sólo sexo? Lo sabremos después. — Aunque la camarera la hace reflexionar en lo que está haciendo, no demuestra arrepentimiento. La señora juzga a partir de su experiencia, sin saber en que ha pasado en el matrimonio Hodge. Por otro lado, me parece algo irreal que Orson no tenga sospechas.

Me gusta como se desarrolla la línea de los Bolen. Acepto que no lo veía interesante, ni novedoso, pero los datos revelados recientemente van acomodando el rompecabezas. Ahora vemos a Danny a la defensiva, protegiendo a su madre y a Julie. No sabemos mucho de la relación entre Nick y Julie, sólo que ya acabó. Aún así, hacia el final se da entender que Danny juzga a Nick por las razones equivocadas. — ¿Quién será la verdadera víctima: Nick o Angie?

Admito que los delirios de Katherine aderezaron el episodio con comicidad. También Susan se comporta un tanto irracional ya que debería confiar en su hombre. — Ok, acepto que es parte del encanto del personaje. — Después de todo, la escogieron a ella para formar la familia Delfino... por segunda vez. Si siguen pintando a Katherine como el payaso de la sexta temporada se les va a salir de las manos. Al menos, Kat Mayfair nos recordó que los Bolen ocultan un oscuro pasado: no olviden la pistola.

¿Nada nuevo en la casa Scavo? Nada a simple vista. Lynette siempre ha tenido los pantalones en la relación. A Tom nos lo presentan como un eterno adolescente. Cuando Roy cuestiona los roles dentro de la pareja entendemos que en realidad Tom tiene el control. Vaya forma de fortalecer a su pareja y de entender las necesidades de Lynette. Al fin de cuentas es una líder natural, con ganas de destacar en cualquier tarea que le pongan enfrente. Hombres así, sólo en ficción.

El panorama en Wisteria Lane promete mucho suspenso y giros argumentales que nos mantendrán enganchados. Para probarlo, basta con ver el promocional de Don't Walk on the Grass a transmitirse el próximo domingo.

<

p>
Descarga: Desperate Housewives (6x05)

Foto: TV.com