[Guía de Visionado] Doctor Who (II): La fuga, el juicio y el exilio

El segundo Doctor con Zoe y Jamie

La semana pasada dejamos al Doctor recién regenerado ante la atónita mirada de sus companions Ben y Polly. En esta entrega vamos a hablar del segundo y tercer Doctor, el periodo que más ha aportado a la mitología whoviana. Descubriremos quienes son los Time Lords, de dónde es el Doctor, el por qué de sus viajes y de sus extrañas habilidades y conocimientos.

Antes de hablar del segundo Doctor tenemos que explicar algo sobre el estado de conservación de Doctor Who. Durante los años 60 y la mayoría de los años 70 la BBC no almacenaba copias de sus producciones una vez emitidas. Esto se debía a que Equity, el sindicato de actores británicos, le imponía a la corporación un número máximo de repeticiones de cualquier grabación para evitar que disminuyera el volumen de trabajo para los actores. La consecuencia de esto es que una vez repetido ese número de veces, un programa ya no podía reportarle beneficios a la BBC.

The Tomb of the CybermenDoctor Who es una de las series de esa época en mejor estado de conservación: las ventas internacionales fueron muy buenas, y los fans grababan los episodios con los medios que tenían —al principio sólo audio, y luego con rudimentarias grabadoras de vídeo doméstico— de modo que se conservan bastantes episodios de este periodo. Pero no todos.

El caso del segundo Doctor es el más sangrante. Sólo 6 de los 20 seriales protagonizados por Patrick Troughton se conservan en su totalidad, y en algunos casos los trabajos de restauración que se han tenido que llevar a cabo han sido tremendos. En el caso del tercer Doctor, la situación es considerablemente mejor: se conservan todos los seriales, aunque algunos sólo en blanco y negro y otros en copias domésticas de muy mala calidad.

El bufón que viajaba en una cabina de policía

No puede haber un cambio mayor que el que hubo entre el primer Doctor y el segundo. El Doctor que interpreta Patrick Troughton es un bufón entrañable, asustadizo y en apariencia poco temible, nada que ver con el anciano huraño y cicatero de William Hartnell. Esa apariencia más sensible le permite acercarse más a sus companions humanos, pero sigue mostrándose igual de implacable a la hora de enfrentarse a una amenaza. En todo caso su inocencia hace que sus enemigos le subestimen, como una especie de teniente Columbo del espacio exterior.

The InvasionAl principio de su ejercicio el segundo Doctor heredó dos companions de su antecesor, Ben y Polly. Como la mayoría de los companions de aquella época Ben y Polly eran bastante insípidos como personajes, y no tardaron en ser sustituidos por Jamie y Victoria. Jamie McCrimmon, que se unió al doctor en el serial The Highlanders es uno de los mejores companions: aunque no es particularmente brillante, su arrojo y su buena voluntad suplen con creces. Es simpático y adorable, y lo que es más importante, es la primera vez que vemos a un companion como un amigo del Doctor, y no como un subordinado.

Más adelante Victoria abandona la Tardis y la sustituye la brillantísima —por la cantidad de brilli-brilli que lleva en el maillot— Zoe Heriot, programadora de ordenadores del año 2000. Que en aquella época era el futuro. No como ahora, que es el pasado. Pero vivía en una estación espacial. Que es una cosa que en el año 2000 no existía, o por lo menos no una como la que era su hogar. No hay retcon que arregle eso.

Una vida nueva

A partir de la época del segundo Doctor empieza a ponerse menos énfasis en los seriales históricos —que tampoco eran demasiado rigurosos en primer lugar— y más en las aventuras de alienígenas y naves espaciales. También se empieza a insinuar que el Doctor no es humano, y que su Tardis podría haber sido obtenida por medios no del todo legítimos. Descubrimos que el Doctor vive huyendo —aunque no sabemos aún de qué— y que es mucho más poderoso de lo que podríamos adivinar.

The War GamesDe esta época es recomendable ver, por lo menos, tres seriales. El primero, The Tomb of the Cybermen, nos da un cierto sentimiento de profundidad cuando el Doctor participa, por accidente, en la excavación arqueológica de la ciudad de Telos, último resquicio de los Cybermen antes de su extinción. El segundo, The Invasion, también es un episodio de Cybermen, que por su trama, su ritmo, y su puesta en escena es muy comparable —incluso sospechosamente comparable— a Rise of the Cybermen en la serie nueva.

El tercero, The War Games, es la última historia del segundo Doctor. En ella se enfrenta a un compatriota suyo que se hace llamar the War Chief, el Jefe Guerrero, a través de distintos momentos en la historia. Dicho enfrentamiento hace que las autoridades de su planeta, Gallifrey, le encuentren. Por primera vez se refieren al Doctor como un Time Lord, o Señor del Tiempo. Por primera vez sabemos que los Time Lords no tienen permitido intervenir, y que para ellos el Doctor es un renegado peligroso. Y precisamente por eso es por lo que le condenan a regenerarse y le exilian en la Tierra.

UNIT: United Nations Intelligence Taskforce

Spearhead from SpaceEl Doctor aparece en la Tierra con una nueva cara —la de Jon Pertwee, un actor fundamentalmente cómico— en medio de una invasión de los Auton, los maniquíes con pistola que salen en el primer episodio de 2005. Con la ayuda del Brigadier Lethbridge-Stewart y la joven científica Liz Shaw derrotará a la conciencia de Nestene y evitará la invasión del planeta.

Resulta —¡qué casualidad!— que el Brigadier es el máximo responsable de UNIT, un cuerpo especial de las Naciones Unidas encargado de luchar contra las amenazas extraterrestres. Aunque ya había aparecido en un par de ocasiones antes, en este serial (Spearhead from Space) ofrece al Doctor un puesto como asesor científico de UNIT. El Doctor, viéndose varado en la Tierra acepta a cambio de disponer de los medios necesarios para reparar su Tardis.

El tercer doctor es altivo y condescendiente hacia aquellos a los que no respeta. Tremendamente sarcástico, responde con ácida frialdad a las preguntas que él considera tontas, sin importarle el rango ni el poder de la persona que las formule. Los seriales de la época de UNIT son un poco pesados: no puede viajar en el tiempo ni en el espacio, y las aventuras que se restringen a la Tierra en los años 70 no son el colmo de la diversión.

Los tres Doctores y el fin del exilio

The Claws of AxosAl principio de la segunda temporada de Pertwee como el Doctor se realizarían algunos cambios que después serían fundamentales. El primero y más importante es la introducción del Maestro, the Master, un Time Lord renegado, como el Doctor, pero más malo, muchísimo más malo. El Maestro, interpretado por Peter Delgado, se concibió como un Moriarty para el Sherlock Holmes del Doctor, y tuvo una presencia constante durante esa temporada.

El punto de inflexión de esta época es el especial The Three Doctors, que reunía a las tres primeras encarnaciones del Doctor en una batalla contra Omega, uno de los fundadores de la sociedad de los Time Lords, que regresa del interior de un agujero negro con terribles intenciones. El ingenio de los tres Doctores juntos le detendrá, y en recompensa, los Time Lords permitirán al Doctor salir de su exilio.

El planeta de las arañas

En el campo de los companions, esta etapa es la que empieza a favorecer las companion femeninas como principales: durante la primera temporada, el Doctor solo cuenta con Liz Shaw, que es un personaje fuerte pero poco encariñable. Cuando Liz deja UNIT la sustituyen Jo Grant, una jovencita atolondrada y no demasiado brillante y Mike Yates, un sargento de UNIT. Jo pasará sin pena ni gloria, sobre todo si tenemos en cuenta que durante la mayor parte de su ejercicio no se cree realmente que el Doctor pueda viajar por el tiempo y el espacio con su Tardis. En cuanto a Mike, es un personaje plano y tirando a transparente.

Planet of the SpidersLa tercera companion es un personaje que brilla por derecho propio: Sarah Jane Smith. Su período acompañando al tercer y cuarto Doctor sería recordado siempre, tanto que, hasta la aparición de Rose Tyler, siempre fue considerada la mejor companion. Su carácter resuelto, su tendencia a meterse donde no le llaman y su inteligencia le ganaron no sólo el cariño del público sino dos spin-offs a su nombre a falta de uno: el primero, en los 80, el fallido K-9 and Company, y el segundo, The Sarah Jane Adventures, bastante más exitoso.

Sarah Jane es precisamente la companion que viaja con el Doctor a Metebelis 3 en el serial Planet of the Spiders. Allí se enfrentaran a las ocho-patas, una raza de arañas superinteligentes que se alimentan de la radiación de los cristales azules de Metebelis. El Doctor consigue destruir a su líder, pero su cuerpo queda demasiado dañado por la radiación de los cristales y debe regenerarse.

Los seriales más recomendables de esta época son, sin duda, Spearhead from Space, Inferno, The Claws of Axos, Colony in Space, The Time Monster, The Three Doctors y Planet of the Spiders, aunque el nivel ya es lo suficientemente interesante como para verlos todos seguidos y hacer un poco de tripas corazón en los que no son tan buenos.

La semana que viene: La Edad de Oro

Descarga (torrent): El Segundo Doctor CompletoEl Tercer Doctor Completo | Subtítulos (subXpacio): Segundo Doctor | Tercer Doctor