[Guía de Visionado] Doctor Who (IV): El Principio del Fin

El Doctor, Adric, Nyssa y Tegan

Cuando John Nathan-Turner se hizo cargo de Doctor Who cambiaron muchas cosas. Fue el responsable de una nueva relación con la comunidad de fans y un enfoque más moderno de la serie. Igual que el tercer Doctor llevó la serie a los 70, el quinto doctor hizo lo mismo con los 80. Se introdujeron companions más accesibles —humanos como mínimo— e historias más espaciales. Pero, ¿qué tal resultó todo? Antes de enterarte, asegúrate de haber leído las otras tres entregas de esta guía.

Bienvenidos a los 80

Four to Doomsday

Como ya dijimos la semana pasada, John Nathan-Turner adquirió una notoriedad como showrunner que sólo igualaría, muchos años más tarde, Russell T. Davies. JNT decidió escuchar a los fans, y darles lo que querían. Desde la última temporada del cuarto Doctor se vio un giro hacia historias que iban más encaminadas hacia la ciencia ficción pura y dura que al suspense o la acción de otros tiempos. También abogó por recuperar a los enemigos clásicos del Doctor, como los Cybermen o los Daleks, que no habían aparecido tanto en los últimos tiempos. Este mismo curso de acción marcó la etapa de Peter Davison en el papel del quinto Doctor.

La continuidad entre el cuarto y el quinto Doctor es tan estrecha que las últimas historias de Tom Baker (The Keeper of Traken y Logopolis) conforman una especie de Trilogía con la primera de Peter Davison (Castrovalva) marcadas por el retorno del mayor de los enemigos del Doctor: el Maestro. En esta trilogía se produce además una transición muy importante: junto con el tono de la serie cambió también la personalidad del Doctor, que pasó de ser un extraño alienígena a un tipo normal y corriente —o tan normal y corriente como se puede ser cuando se tienen dos corazones y se viaja por el tiempo— con una cierta tendencia a los errores catastróficos.

Black Orchid

La propia elección de Davison como Doctor marcaba un cambio radical respecto a la tradición: con solo 29 años era, con diferencia, el Doctor más joven, y mantuvo ese título hasta el anuncio de Matt Smith como undécimo Doctor. La imagen del quinto doctor era todo lo opuesta al cuarto doctor que podía ser: frente al barullo de ropa y gestos que era Tom Baker, la interpretación de Davison era la de un hombre pulcro, limpio y ordenado y sin demasiado doblez.

Overbooking en la Tardis

Si por algo se caracteriza la época del quinto Doctor es por un retorno a la abundancia en el campo de los companions. Igual que el primer Doctor solía estar acompañado por dos o tres personas, sus sucesores no fueron tan amigos de las multitudes hasta que llegó el quinto. En Castrovalva, su primera historia, viajan a bordo de la Tardis Adric, el adolescente con superpoderes matemáticos; Nyssa de Traken, la huerfanita espacial un poco sabelotodo y Tegan Jovanka, la vocinglera auxiliar de vuelo australiana que nunca está de acuerdo con nada. Poco después de que Adric dejase de viajar en la Tardis —y no os voy a decir por qué lo deja, porque es un spoiler gordísimo, aunque cabe señalar que es uno de los momentos más recordados de la serie clásica— en Earthshock, fue sustituido por Vizlor Turlough.

Terminus

Turlough es un companion atípico, o mucho más que atípico: es un anti-companion. Egoísta y sibilino, los propios motivos que le conducen a acompañar al Doctor no son los habituales impulsos de ver el universo que mueven a sus homólogos, sino algo —otro spoiler gordísimo— que sólo es revelado al final de su etapa. No obstante, nadie es impermeable al Doctor, y, aunque igual de artero, el Turlough que deja la Tardis es un poco menos miserable que cuando se unió.

Cabe mencionar dos últimos companions: el primero, Kamelion, es un robot metamórfico con un espantoso hábito de obedecer a quien no debe y provocar más problemas de los que soluciona, y acompañó al Doctor en varias de sus aventuras hasta que, cansado de girar como una veleta, le pide al Doctor que le desactive. La segunda llega a la Tardis casi al final de esta época, cuando Turlough rescata de ahogarse a una joven americana, Perpugilliam «Peri» Brown. Aunque Peri apenas coincide algo más de un serial con el quinto Doctor, no podríamos no mencionarla.

Los Cinco Doctores

The Five Doctors

En noviembre de 1983 se cumplían veinte años de Doctor Who, y decidieron celebrarlo por todo lo alto. Como la serie no estaría emitiéndose en noviembre, la BBC ofreció a Nathan-Turner la posibilidad de hacer un especial de noventa minutos en la fecha aproximada del aniversario. Pronto empezaron los preparativos, y desde el principio estuvo claro que harían algo semejante a The Three Doctors, el serial que celebraba el décimo aniversario en 1973.

La cosa resultaba un poquito más complicada: William Hartnell, el primer Doctor, había fallecido, y los productores eran reticentes a sustituirlo por otro actor. De hecho, hasta que su viuda no les mandó una carta invitándoles a ello no se decidieron a darle el papel a Richard Hurndall. Todos los demás doctores estuvieron encantados de repetir su papel, con la excepción de Tom Baker, que consideraba que había pasado demasiado poco tiempo desde que dejase el papel como para retomarlo. Su ausencia se suplió utilizando secuencias no utilizadas del serial inconcluso Shada.

El resultado final es una historia cuyo principal interés es reconocer a los Doctores y a los companions: reaparecieron muchos de ellos, desde Susan hasta Sarah Jane pasando por Jamie y el Brigadier. Quizá la historia no sea de las mejores, pero The Five Doctors cumple como especial mucho más que otros que vinieron después.

Los años oscuros

Al final de The Caves of Androzani el quinto Doctor, debilitado por una enfermedad llamada spectrox toxaemia, se ve obligado a regenerarse. Esta regeneración marca el final de la mejor época de Doctor Who. A partir de aquí, el futuro sería dudoso, con las autoridades de la BBC respirando en la nuca de JNT y amenazando con la cancelación. Quizá por eso, o quizá por que toda gran historia tiene su parte mala, las aventuras de Colin Baker —sin relación alguna con Tom Baker— como el sexto Doctor son recordadas sin particular cariño.

Attack of the Cybermen

La interpretación de Colin Baker era la de un alienígena soberbio y completamente ajeno a la humildad. Sarcástico y seco, no era cercano a sus companions —la primera de las cuales, Peri, es la que más se asocia a él— sino que apenas las toleraba. En esta nueva faceta del doctor, quizá la más cercana en espíritu al primero, decidieron vestirle de la más ridícula de las maneras —incluso JNT se arrepentiría años más tarde— con un atuendo que no recordaba al de un payaso sino que era directamente el de un payaso.

Fue durante esta época que se introdujo un personaje que, si bien apareció solo en dos seriales, es muy recordado por los fans y siempre considerado un favorito para volver: la Rani. Una Time Lady renegada, como el Maestro y el propio Doctor que, sin ser tan abiertamente cruel como el primero no tenia ninguna cortapisa moral a la hora de realizar sus experimentos científicos, lo que acababa por enfrentarla con el Doctor.

Al borde de la cancelación

La primera temporada completa del sexto Doctor se caracterizó por un cambio en el formato. Los episodios pasaron de 25 a 45 minutos, y de 26 episodios a 13 por temporada, y la mayoría de las historias durarían sólo dos episodios. La medida no fue efectiva y las audiencias no subieron, lo que condujo a la BBC a dejar la serie en suspenso durante 18 meses.

Mark of the Rani

Cuando al cabo de esos 18 meses Doctor Who volvió a aparecer en las parrillas de la BBC, lo hizo de nuevo en episodios de 25 minutos, pero su número se mantuvo en 13. La segunda y última temporada de Colin Baker formaba una sola historia, The Trial of a Time Lord, en la que el Doctor era juzgado por sus semejantes a instancias de una figura misteriosa conocida como the Valeyard.

Al ver que las audiencias no se recuperaban, la BBC determinó que a los espectadores no les gustaba Baker, y la vigésima tercera temporada terminó con el Doctor inconsciente en el suelo de la Tardis y la audiencia pendiente de su futuro.

La semana que viene: Muerte y resurrección de un Señor del Tiempo

Descarga (torrent): El Quinto Doctor - El Sexto Doctor