TVlia elige sus 10 mejores series de la década

TVlia
Lo prometido es deuda. Y aquí estamos, ofreciendo la lista de TVlia de las 10 mejores series de la década (1999-2009). Nos lanzasteis un órdago en una entrada y nosotros hemos respondido. Éste es nuestro parecer, y pedimos vuestra opinión. ¿Cuál quitaríais? ¿Cuál pondríais? ¿O simplemente las cambiaríais de orden?

¡Comenzamos!

10. Dexter

Un final de temporada más que impactante, muy comentado en la red -y, por supuesto, por la interesada, Julie Benz- es, para empezar, el mejor anuncio que podemos hacer de esta serie sobre un asesino psicópata que, en sus ratos libres, es policía. ¿O más bien al revés? Dexter es un producto radical de la factoría Showtime (United States of Tara, Queer as Folk) que se ha mantenido constante a lo largo de las cuatro temporadas que nos ha presentado.  La audiencia le ha sido fiel, curiosamente, a un psicópata (Michael C. Hall) al que, queramos o no queramos, se le coge cariño. Es que la muerte, finalmente, nos gusta.

9. Family Guy

Fue cancelada y puesta a la venta en DVD, pero la presión de sus fans hicieron que se volviera a producir. Curioso, ¿verdad? Family Guy es la hermana menor -muy menor- y deforme -perdonen, pero es que no está a la altura- de The Simpsons, por mucho que los personajes de Matt Groening hayan perdido lustre con el paso del tiempo. No tiene su visión (tan) ácida de la sociedad, pero ha sabido construir un humor diferente, a base de bastante escatología y de méritos en la narrativa audiovisual como el largo sketch de la pelea de Peter con el pollo o Brian leyendo ad aeternum una carta de Steve. ¿Cuándo un chiste había durado tanto? Larga vida a Family Guy y a sus guiones.

8. The Wire

¿Qué decir de The Wire que no se haya dicho ya? El Baltimore más___ (añádese el adjetivo que proceda) en una serie con el sello HBO y una factura técnica y de historias impecable. Basta.

7. 30 Rock

Metatelevisión -televisión dentro de la televisión-. Tina Fey, Tracy Morgan. Un montón de nominaciones a los Emmy y otros tantos premios. Nadie se acuerda de la pésima carrera cinematográfica de Alec Baldwin. Y mientras tanto, echamos unas risas con el día a día del equipo de un programa ficticio de la NBC. Sublime, eso es 30 Rock.

6. Grey's Anatomy

Historias de hospitales hay muchas. Y profesionales de la medicina también hay muchos. Pero ningunos tienen tantos problemas amorosos como los de Grey's Anatomy, una serie que ya ha parido su spin-off (Private Practice) y tuvo que echar a uno de sus actores por comentarios homófobos. El tira y afloja entre Patrick Dempsey y Ellen Pompeo tiene todavía mucho que decir.

5. The Big Bang Theory

La sit com se nos fue por los terrenos del humor geek con The Big Bang Theory. Tenemos una rubia tonta que va evolucionando. De acuerdo, algo tópico. Pero sus chistes sobre ciencia o astronomía no lo son. Ese es su misterio y su novedad.

4. Six Feet Under

Una de las mejores series de la Historia de la Televisión se parió esta década. Habla sobre la muerte, pero es una ficción esencialmente vitalista. Está firmada por el guionista de American Beauty, una de las películas estadounidenses imprescindibles en los últimos años. Six Feet Under es la muerte tratada con humor, con una profunda reflexión vital de por medio.

3. Mad Men

Publicidad en el Nueva York de los años 60. Machismo. Humo de cigarrillos. Y sutilmente, cómo la mujer va abriéndose paso en un poderoso mundo falocéntrico. Eso es Mad Men, que arrasa en los Emmy y muestra a la joven televisión AMC como una de las mejores promesas de la industria en estos momentos.

2. Lost

Un fenómeno en todo el mundo que comenzará su final en febrero. Un avión se estrella en una lista aparentemente desierta, pero pronto los supervivientes descubrirán que no están sólos. Ha dado uno de los mejores personajes secundarios de esta década, Benjamin Linus (Michael Emerson) y ha explotado el flash back como no se había hecho hasta el momento. Lost termina, pero comienza el mito.

1. The Sopranos

Para variar, otra lista encabezada por The Sopranos. Una serie con profundas reflexiones que encumbró a James Gandolfini y nos permitió penetrar más profundamente en el mundo de la mafia. Porque no todos los mafiosos son como Vito Corleone: la vida no es tan fácil.

Foto: Malavida