Undercover Boss, cuando al jefe le importa hacer lo correcto

Undercover boss

CBS logró algo extraordinario. Después de meses de expectativa, la cadena televisiva anunció en diciembre pasado que el espacio dorado post Super Bowl iba a ser ocupado por una nueva serie, un reality show. Como les comenté, la noticia sorprendió a los especialistas, analistas y expertos, quienes consideraban que el programa no podría contar con lo necesario para mantener a los espectadores después del partido —y me incluyo entre ellos—. Resulta que estuvimos equivocados.

Undercover Boss sorprende al obtener récords en sus números de audiencia. Impresionante es poco. De acuerdo a datos publicados por el NY Times, el reality contó con 38.6 millones de espectadores. Como resultado se ha convertido en el debut más visto en horario post Super Bowl. Además, se colocó en tercer lugar entre los programas con mayor audiencia después del gran partido —el primer lugar lo mantiene el especial doble de Friends, seguido de la premiere de la segunda temporada de Survivor—. Pero, ¿cómo lo logró?

La introducción a Undercover Boss es un punto clave. El narrador presenta la problemática actual de la economía en Estados Unidos. La crisis ha dejado a muchos desempleados, poniendo a los presidentes de las grandes corporaciones como los malos del cuento. Valiéndose de este discurso, plantea la idea de que existen algunos presidentes —jefes, CEOs, etcétera— que buscan lo mejor para el funcionamiento de sus compañías y, sobretodo, preocupados por el bienestar de sus empleados.

Extreme times call for extreme measures —Tiempos extremos demandan medidas extremas—. Así presentan a los jefes que se atreverán a ser parte de este experimento televisivo. Cada semana el CEO o presidente de una gran empresa se unirá, en encubierto, a las filas laborales básicas de la misma. Conocerá diferentes áreas, las condiciones de trabajo, empleados de todos los niveles. En ese viaje introspectivo se dará cuenta de las deficiencias y los errores que se están cometiendo, sin tener conocimiento de ello.

¿Qué lectura le damos al programa? Podría asegurar que la CBS ofrece una oportunidad a las diversas compañías para limpiar su conciencia y dar una buena impresión al público estadounidense. Es como un pequeño brillo de esperanza en medio de tanta adversidad, tantos problemas económicos que enfrenta el país. Entonces, CBS va a dar la oportunidad a algunos presidentes a cambiar la vida de unos cuantos empleados.

Larry O'Donnell, Waste Management

En el episodio debut el undercover boss es Larry O'Donnell, presidente y COO de Waste Management —una de las compañías recolectoras de basura y reciclaje más grandes de Estados Unidos—. La estructura que se marca es simple. Se presenta al protagonista del viaje, habla con su equipo de trabajo y les plantea la idea, el por qué decidió pasar por encubierto. Una vez que se establecen los puntos a seguir, las expectativas, inicia el proceso de reconocimiento de su propia compañía.

Durante una semana, O' Donnell trató diversas áreas de la empresa, los trabajos base. Al convivir con personas que trabajan en dichas áreas, al tener contacto directo, el presidente —sin revelar su verdadera identidad— va realizando un ejercicio de retroalimentación. Al finalizar la semana, se vuelve a reunir con su equipo, planteándoles las necesidades y los problemas que detectó. En este caso O'Donnell se ve conmovido por muchas historias de vida, personas que dan todo por su trabajo, sin recibir lo suficiente a cambio.

Para cerrar el programa, el presidente llama a las personas que trabajaron directamente con él. les revela su verdadera identidad y hablan sobre los cambios que se pueden implementar. Posteriormente, se le informa a toda la compañía lo ocurrido, así como los hallazgos encontrados. El final no deja de recordarme esas series de realidad en donde llegan a renovarte tu casa. En este caso, se van a implementar cambios en algunos puntos administrativos y productivos. Además se reconoce a las personas que dan todo por su trabajo, sin importar su salud o lo absorbente que es.

En general, la estructura del programa es adecuada. Marca cada uno de las etapas, existe una reflexión y, al final, se encuentran soluciones a los problemas detectados. Por otro lado, las historias de vida que presentan se sienten un tanto manipuladas o. bien, manipuladoras. ¿Es una máscara o realmente se interesan por los problemas de sus empleados?

Al parecer, Undercover Boss vende la idea del jefe al que realmente le importa el trato al empleado. Algo al estilo "el nuevo sueño americano". El primer episodio resultó ser un éxito de audiencia, manteniendo un número importante de televidentes tras el Super Bowl. La prueba de fuego se dará con los resultados en su horario regular, los domingos, formando una barra de reality tv con The Amazing Race. Mientras ello ocurre, vale la pena darle una revisión a la propuesta de CBS —la que por cierto es una adaptación del programa inglés homónimo—.

Descarga: Undercover Boss — 1x01 Waste Management

Foto: THR