Primera e interesante incorporación para The Walking Dead

Aparte de The Gates y Luck, otro de los proyectos al que más ganas le tengo es a The Walking Dead. En primer lugar porque es la cuarta serie de producción propia de la AMC, la cadena madre de Mad Men y que ha sabido demostrar el mimo que le pone a todas sus producciones. En segundo porque el argumento a priori hay que reconocer que tiene muy buena pinta, recordemos que es una adaptación de la novela gráfica de Robert Kirkman.

Aunque técnicamente no sea la primera incorporación al elenco de actores, sino que ya había algunos desde el principio del proyecto, si lo es desde que se hiciese público y desde que acaparase un poco de atención. También es probablemente el fichaje con una cara más conocida, al menos de momento. Se trata de Andrew Lincoln, conocido sobre todo por su papel en Love Actually, donde interpretaba a un chico enamorado de Keira Knightley.

Lincoln dará vida a Rick Grimes, el protagonista de la serie y el que se encarga de liderar el grupo junto de resistencia que intenta evitar por todos los medios ser devorados por los zombies. Su compañero será Shane, interpretado por John Bernthal, al que podemos ver esta temporada en The Pacific.

Poco a poco seguro iremos conociendo más detalles de esta nueva producción, que empieza a grabarse en Junio y que bien planteada podía dar lugar a algo muy entretenido. Con esta, True Blood, The Gates y The Vampire Diaries se confirma la tendencia a invadir la pequeña pantalla con seres sobrenaturales.

Foto: PopWatch