¿Y por qué The Simpsons comenzaron a aburrir?

Allá por Navidades publiqué una entrada en la que hablaba de la pérdida de calidad en la serie The Simpsons con el paso de las temporadas y de la posibilidad de que a la serie se le diera carpetazo definitivo de una vez por todas, vía un artículo de El Confidencial Digital. Ahora Albertini, uno de los editores de ¡Vaya Tele!, plantea sus cinco hipótesis por las que la serie creada por Matt Groening comenzó a perder gracia. Y no se puede estar más de acuerdo.

Para Albertini, éstas son las claves:

  1. "Al Jean": Si ahora es el actual jefe de guionistas y productor (a pesar de que lleve en la serie desde sus comienzos), tiene que tener parte de la culpa de unos libretos aburridos y con chistes que no tienen nada que ver con los de los mejores tiempos, repletos de crítica y sátira social.
  2. "Guiones muy flojos": Es lo que acabo de decir. Poca crítica revulsiva y muchas tonterías de Homer. Además, por alguna extraña razón, se han prodigado los episodios en los que Homer y Marge se enfadan y se alejan y, finalmente, vuelven a estar juntos. ¿Por qué?
  3. "De sátira ácida a parodia insípida": Es verdad que las gracietas bobas han sustituido a momentos tan lapidarios como tildar de "estúpido país" a India (Homer a Apu, en el capítulo en el que éste se casa) o meterse sin rubor con la televisión pública estadounidense. ¿Qué queda de eso?
  4. "Los personajes son caricatura de ellos mismos": Homer era estúpido, pero es que ahora lo es demasiado en la búsqueda de ese histrionismo exacerbado. Y, como dice el artículo, Mr. Burns ya no es lo que era, puesto que antes su riqueza y ambición se trataba de otra manera.
  5. "Homer, de tonto a idiota": Cuando veía la serie, creía que su progresiva estupidez se debía al cambio de voz del doblaje español, pero luego me di cuenta de que no podía ser así. ¿Entonces? El personaje de Homer se ha convertido en el blanco perfecto de las tartas de nata o de todas las pelotas del mundo en su entrepierna.

¿Estáis de acuerdo con Albertini? ¿Créeis que The Simpsons ha perdido mucho o sigue siendo la misma serie de antes?

Foto: Dan-Dare