[Final Lost] … Y la epopeya terminó

La epopeya acaba de terminar. Seis años de dudas, de incógnitas, de incertidumbres, de anhelos. Pero también seis años de personajes que nos han enamorado, de cliffhangers que nos han mantenido en vilo durante una semana más. Para algunos, seis años de una forma de vivir. Seis años donde la fe, la razón, la ciencia o el amor han sido unos temas constantes de nuestra vida. Y donde hemos pasado de ver cómo los supervivientes de un accidente aéreo sobrevivían en una isla inhóspita a un enfrentamiento por el poder en ella, una batalla entre el bien y el mal.

No recuerdo de dónde obtuve esta foto. Pertenece a la grabación de la primera temporada de la serie. Quién se imaginaba entonces en lo que acabaría esta ficción. ¿Y ahora qué?

Lost se convierte en una serie que ha hecho historia por varias razones. En primer lugar, por mantener pegados a la pantalla de un ordenador o de un televisor a millones de personas, expectantes durante más de un lustro. En segundo, por las piruetas narrativas que han planteado en la ficción televisiva, algo de lo que ya hablamos hace unos días y por las que les perdonamos los errores de guión. En tercero, porque la emisión global de su último capítulo sienta precedente en la televisión mundial (nunca antes se había hecho), así como en España la del doblaje a toda pastilla de toda la temporada. ¿Qué más razones se os ocurren?

Vendrán otras series, nuevas ficciones que nos conmuevan, nos inquieten, nos perturben. Lost pasará a un rincón de nuestra memoria, pero siempre podremos echar la vista hacia atrás y recordar las múltiples caras de Ben, uno de los malvados mejor construidos de la historia de la televisión; el amor para la eternidad de Desmond y Penny; los apelativos de Sawyer; los pelos como escarpias cuando oíamos al humo negro acercándose o lo bien o lo mal que nos caía Jack, esa especie de mesías venido a menos para algunos.

La epopeya termina; sin embargo, como dije hace unos meses, la leyenda y el mito quedan asentados para siempre. El capítulo final se acaba de emitir, ya podéis dejar vuestras impresiones. Pase lo que pase, os haya disgustado u os haya conmovido, el poso de estos seis años es indeleble. Y eso no lo podrá borrar el final que algunos se hayan imaginado a su medida. La isla, Jacob o quien quiera que fuese también ha guiado nuestras acciones para que recordemos a Lost durante largo tiempo.