Liz Lemon tiene un plan y Jack Donaghy nos habla de sexpionaje

En los upfronts de la NBC los que más brillaron fueron las estrellas de 30 Rock. Y no me refiero al edificio, sino a la sitcom, que tal vez no suponga los mejores números de la cadena pero sí es uno de sus productos más prestigiosos. Para empezar, la gala fue presentada por Alec Baldwin, pero en su personaje de Jack Donaghy, como si fuera un auténtico ejecutivo de la NBC, cosa que es absolutamente sensacional por lo metarreferente que es todo. Pero es que encima, si nos creemos lo que dice Ken Tucker fue una actuación llena de WIN con frases lapidarias como, haciendo referencia a House: «[Hugh Laurie] finge ser [estadounidense], como nuestro presidente». Además describió Undercovers, lo nuevo de JJ Abrams, como una serie de sexpionaje. Auténtico Donaghy.

Por otra parte, Ausiello arrinconó a Tina Fey, y aparte de comentar la belleza de Michael Sheen (Wesley en episodios recientes de 30 Rock) tuvo tiempo de sacarle información sobre el futuro de la serie. De entrada, una promesa: Liz y Jack nunca estarán juntos (como debe ser); y para continuar, un plan. Todos los involucrados en la producción de 30 Rock quieren continuar —NBC mediante— al menos hasta la sexta temporada, y Fey ya tiene una idea de cómo terminará. Bueno, vale, no es Lost, pero lo cierto es que se agradece que la historia esté planeada de antemano.

Foto: The Mayor of Television