[Recap] 5×05 Doctor Who, Flesh and Stone

[spoiler]

Los episodios de dos partes son traicioneros. Noventa minutos son mucho tiempo, casi como una película, y es muy fácil que la historia se quede coja, o que uno de los episodios sea mucho mejor que el otro, o incluso que no dé de sí y quede estirada y vacía. Sin embargo, hay veces que un episodio de dos partes dura exactamente lo que tiene que durar y se adapta perfectamente a su formato. Afortunadamente, este es uno de esos casos.

Amy tiene algo en el ojo

Si el anterior episodio nos había resultado emocionante, este se lleva la palma. Trepidante, rápido sin ser demasiado rápido y sobre todo tenso, muy tenso. Se trata de una persecución: los Ángeles se acercan y el Doctor y sus acompañantes deben encontrar la forma de salvarse, que por el momento desconocen. Durante todo el episodio tenemos esa sensación de carrera contra-reloj, acentuada por la cuenta atrás de Amy, soberbiamente ejecutada. El momento en el que vemos el reflejo del Ángel en los ojos de Amy es tan terrorífico que merecería un artículo solo para él.

River Song vuelve a brillar en el episodio, aunque esta vez el protagonismo central es para Amy—como debe ser después de ser ligeramente eclipsada en el anterior. Todas las frases de la arqueóloga del futuro son ingeniosas y divertidas, y Alex Kingston las representa con la elegancia de una gran dama del teatro y al mismo tiempo la picardía de una niña muy, muy traviesa. Si hay que quedarse con una, yo elijo la despedida: cuando el Doctor le pregunta que  si puede confiar en ella, responde «Si quieres... Pero, ¿dónde estaría la gracia?».

La grieta, la grieta, la grieta

El que pensase que íbamos a tener que esperar al episodio 12 para recibir algún tipo de explicación acerca de la grieta se ha equivocado y mucho. Yo, por ejemplo. Porque ya sabemos qué es la amenaza silenciosa —lo que en el Confidential de turno Steven Moffat llama «la Sonrisa Torcida»— y qué relación guarda con Amy: la gran explosión que causará/ha causado/¿habrá causado? las grietas en el espacio-tiempo ocurre/ocurrirá/¿ocurrisitó? precisamente el día de su boda.

Como dice el Doctor en el hilarante colofón de este episodio: todo tiene que ver con Amy. Amy es el centro de todo lo que está ocurriendo, y la Pandórica se abrirá. Ya nos lo ha dicho hasta River.