[Recap] 6×24 Grey’s Anatomy: Death and All His Friends

Continuamos con el recap del segundo episodio del final de temporada de Grey's Anatomy, el cual lleva como título Death and All His Friends --- con clara referencia a la canción de Coldplay, como suele hacer Shonda ---. En estos últimos cuarenta y dos minutos, los doctores tendrán que hacer todo lo posible para salvar a los suyos. Si en la primera parte experimentamos todo ese rush de adrenalina, la continuación no se queda atrás --- vamos, sigo sin superar el shock.

El episodio inicia con la narración de Derek Shepherd, acompañando un montaje donde vemos varias perspectivas del disparo. Shepherd habla sobre la vida, sobre las decisiones a las que se enfrenta cada ser humano día con día: si o no, dentro o fuera, arriba o abajo. Pero hay decisiones que tienen más importancia, que pueden definir una vida completa: amar / odiar, ser un héroe / ser un cobarde, luchar / rendirse, vivir / morir. Pero hay veces que esa decisión no está en nuestras manos.

Esta segunda parte, aunque retoma la situación de cada uno de los doctores, se destacan a cuatro en especial: Cristina Yang, Meredith Grey, Richard Webber y Miranda Bailey. Las otras líneas se vuelven secundarias y se van resolviendo poco a poco a lo largo del episodio, de manera sutil... aunque al final se llega a una conclusión para cada personaje.

Cristina Yang: el nacimiento de una cirujana cardio toráxica

Meredith Grey y Cristina Yang, amigas inseparables por lo visto, llegan a asistir a Derek después del disparo. April --- quien, por cierto, odio sobremanera --- y Yang buscan a un cirujano a cargo para que opere a Shepherd. Al llegar al área de quirófanos se encuentran con Jackson Avery, un equipo de tres enfermeras y un anestesiólogo listos para cirugía. ¿Quién operará a Derek?, Cristina Yang. Y aquí no existía opción: operaba a Derek o lo dejaba morir, así de simple. Avery sabía esto. Yang sabía esto. La misma Meredith lo sabía, por eso lo permite y deja al hombre de su vida en manos de su mejor amiga.

Antes de iniciar la operación, Cristina ordena a Meredith quedarse afuera y le pide a April que la vigile. Tiene razón de sentirse nerviosa con la mirada de Meredith encima, pero que tal después... Mer decide obedecer y se queda afuera, con una afectada April, quien acaba de perder a su mejor amiga. Cristina promete su mejor trabajo. Al inicio se nota algo nerviosa, pero una vez inicia, todo sale tan natural. La decisión entre «pig or cow» es una fuerte referencia a las enseñanzas de Teddy Altman. La cardio-goddess ha realizado un excelente trabajo con Yang. Existe admiración y respeto mutuo a pesar de las circunstancias.

Meredith Grey, el ojo por ojo del señor Clark

Y, cuando menos lo pensamos, Gary Clark aparece en el quirófano... amenazando a Cristina con la pistola mientras ella continúa operando. Nada la detiene. Ni un arma, ni la tensión, ni el mar de lágrimas. Jackson Avery se encuentra ahí, asistiendo y apoyándola todo momento. También en el quirófano, llega Owen Hunt --- después de que Teddy le dice que está bien decidir --- quien intenta detener al hombre pero es Mer la que decide pone de por medio; la que arriesga su vida por su mejor amiga, por su esposo, por el bien de todos.

Meredith tiene el valor de decirle a Clark que ella está relacionada con todos su objetivos: que es hermana de Lexie Grey, que es casi una hija para Richard Webber y que es esposa de Derek Shepherd. Y lo hace sin dudarlo, sin miedo a lo que fuera a pasar. Cristina detiene a Clark diciéndole que está embarazada, y Owen --- muy soldado de Irak --- trata de acercarse pero recibe un disparo. Jackson salva el día simulando que Derek muere en la cirugía, algo totalmente acertado y muy valiente. Con esto, Gary Clark se retira hacia la que fue en su momento la habitación de su esposa.

Richard Webber tiene el control de la situación

Aunque vemos a Richard Webber desde el episodio anterior, no es sino hasta Death and All His Friends que lo vemos tomando cartas en el asunto. Primero hace hasta lo imposible por entrar a su hospital, su reino --- aunque el ya no es el jefe de cirugías, sigue siendo su staff ---. Webber localiza a Clark en un cuarto. El señor tiene una herida en el hombro y le queda tan sólo una bala. Aquí tiene un dilema: ¿a quién disparará? ¿A Richard? ¿o a él mismo?

En esta escena, la plática entre Clark y Webber, nos damos cuenta del control de Richard, de su recuperación. Clark le ofrece un poco de vodka; Richard lleva seis meses sobrio y no duda en tirar el licor. Lo más valiente es lo que le dice a Gary, que él ha tenido una vida feliz y que no teme a la muerte. Las opciones que quedan en la mesa es: a) disparar a Richard y ser detenido por el equipo SWAT o b) dispararse, a él mismo, para tener una vida en el otro plano con su esposa. El sonido del disparo con el paneo ponen en duda por unos segundos el resultado final, aunque efectivamente pensamos que Richard sale bien librado.

Miranda Bailey hace todo lo posible...

¿Cuándo nos hubiéramos imaginado a una Bailey fuera de control? En este episodio, Bailey hace todo lo posible por salvar al doctor Charles Percy. Con ayuda de Mary --- una rescatable actuación por parte de Mandy Moore ---, Bailey decide llevar a Charles a un quirófano, arrastrándolo por los pasillos con una sábana. El problema es que los elevadores son apagados y no hay otra opción: Charles morirá. Ante estos hechos, Bailey llora desconsolada, pierde el control por un momento, hasta que da todo por perdido. Los últimos minutos de Charles son dedicados a Miranda. Charles le revela que, aunque sabe que no le cae bien a Bailey, es su doctora favorita.

Para las otras historias, tenemos conclusiones felices: Callie y Arizona deciden tener una familia, después de estar tan cerca de la muerte, Arizona no quiere pasar ni un minuto más lejos de Callie y viceversa --- por cierto, gran escena cuando Clark llega a la sala de exploración donde están valorando a la pequeña con apendicitis ---. Por otro lado, Mark y Lexie llegan al hospital donde Teddy operó a Karev. Lexie se encuentra feliz de que su "novio" haya salido con vida. La pregunta es ¿realmente lo quiere?, ¿realmente Alex quiere a Lexie? --- recuerden que en su delirio pensó que era Izzie ---.

Sin duda Shonda Rhimes se lució con estos finales, ¡excelentes episodios!. Ambos escritos de una manera extraordinaria, aunque ella misma sufrió el proceso al tener que ponerse en la posición del asesino. La dirección y la edición le da un plus extraordinario a ambos episodios, sin mencionar la actuación del señor Michael O’Neill, quien suena fuerte para una nominación a los Emmy. ¿Cómo afectará este evento a los doctores?, ¿Qué depara en su futuro?, ¿Meredith seguirá siendo esta persona feliz y brillante?, ¿Derek seguirá con su trabajo de jefe, que de por si odia? Todo esto lo veremos en la séptima temporada.

Descarga Grey's Anatomy Temporada 6, Episodio 24: Death and All His Friends