[Recap] 5×10 Doctor Who: Vincent and the Doctor

[spoiler]

Hay historias en esta serie —la mayoría, de hecho— en las que el viaje en el tiempo no es más que una conveniencia, una forma de llegar al momento y lugar donde comenzará la historia. En otras, el viaje en el tiempo forma parte inextricable del argumento, y es imposible trasladarlas a cualquier otra premisa. Pero no solemos hablar de una tercera opción: las historias en las que el viaje en el tiempo es un agradable accesorio, en las que no es tan fundamental como podría parecer a priori pero acaba siendo la puntilla que convierte a un episodio en un clásico.

Hay gente que está hablando del mejor episodio de la temporada hasta la fecha. Quizá sea una exageración, pero lo que es seguro es que estamos hablando de un episodio redondo: un guión exquisito, un planteamiento elegante, una historia profunda, diálogos memorables y más avance en la trama del que pudiera parecer a simple vista. Porque la semana pasada vimos a Amy perder a Rory y olvidarle inmediatamente... ¿Es posible realmente que no quede ni un resquicio de él? Van Gogh parece no estar de acuerdo.

Precisamente el retrato de Van Gogh como un hombre deprimido, incomprendido, tachado de loco por sus contemporáneos es el punto conmovedor que al menos hasta ahora y con la excepción de Amy's Choice había faltado esta temporada. La aparición del monstruo —convenientemente invisible para el que parece el episodio «barato»— es lo único que nos chirría un poco, casi como si fuera un añadido de última hora para decirnos: mirad, es Doctor Who, hay un monstruo. Pero lo compensa, y de qué manera, con la excelsa escena de Vincent en el Musée d'Orsay, escuchando al Doctor Black explicarle a nuestro Doctor por qué Vincent Van Gogh es uno de los mejores pintores de todos los tiempos.

Para concluir: ¿os habéis fijado en cuánto han aumentado esta temporada las referencias a anteriores encarnaciones del Doctor? Los vimos a todos en The Eleventh Hour, al primero en Vampires in Venice y al primero y al segundo en Vincent and the Doctor. ¿Habrá algún oscuro designio en ello? ¿Tendrá algo que ver con la Pandórica? Lo sabremos muy pronto: solo nos quedan dos semanas para que comience el Big Bang.