[Emmys 2010] Actor de Drama


Después de que Jennifer nos presentara su opinión de quién podrá hacerse con el Emmy a la Mejor Actriz de Drama, toca el turno de sus compañeros en la categoría de Mejor Actor de Drama. Dos novatos en estas lides se las tendrán que ver con cuatro veteranos queridos por el público en sus respectivas series. ¿Revalidará título Bryan Cranston por Breaking Bad o tendrá que ceder el podio a alguno de sus compañeros?

Jon Hamm Mad Men (AMC)

Uno de los eternos nominados a esta categoría por su papel del mujeriego publicista Don Draper en Mad Men. Hamm cumple en su papel con eficacia, pero parece que la Academia de la Televisión de su país no está dispuesta a reconocérselo. Como curiosidad, tanto él como January Jones, que interpreta a su esposa en la ficción, han elegido el mismo episodio para que los académicos decidan si están a la altura de recibir el galardón final: The gypsy and the hobo.

Su interpretación de un hombre atormentado e infiel siempre le da puntos para obtener este premio, pero me parece que una vez más se quedará a las puertas de él. No creo que ni la felicitación del mismísimo Obama al creador de la serie por la tercera temporada, y que se ha hecho pública estos días, permita que Hamm pueda tener este año el galardón entre sus manos.

Kyle Chandler Friday Night Lights (Direct TV)

Lo que Friday Night Lights no consiguió en NBC lo está haciendo en la modesta Direct TV. Y eso es conseguir nominaciones a los Emmy para sus dos protagonistas principales, Connie Britton y Kyle Chandler.

Al igual que opinaba Jennifer el pasado lunes con Britton, creo que Chandler se tendrá que conformar con la nominación. Tiene unos rivales muy buenos y la serie no tiene tanta fama como Dexter o Lost, así como su interpretación no me parece tan singular como la de otros de sus compañeros. Ahora, esta nominación tan extraña puede darnos una sorpresa y crear una especie de “efecto La soledad” (una modesta película española que soprendió en las nominaciones a los Goya, que pocos creían que iba a arrasar en la gala y que finalmente se llevó los premios principales).

Lo dicho: Chandler es para mí el candidato con menos posibilidades de la noche, pero puede darnos una buena sorpresa.

Michael C. Hall Dexter (Showtime)

Para mí, la noche estará entre el psicópata más amado por el público teléfilo y Bryan Cranston. El protagonista de Six Feet Under viene avalado por un Globo de Oro y el reconocimiento de la crítica y público a una de las mejores (por no decir la mejor) temporada de Dexter.

Michael C. Hall se puede merecer este premio tanto como Cranston, y creo que la situación límite a la que llega al final de la cuarta temporada lo convierte en uno de los claros favoritos. No encuentro ninguna tara a su papel. ¿Vosotros?

Hugh Laurie House M.D. (Fox)

Irónico, mordaz, grosero, rudo... Hugh Laurie repite candidatura en esta categoría y sigue sin llevarse el trofeo. No creo que este sea el año de Laurie tampoco (total, a la quinta no puede ir la vencida). House M.D. sufre el desgaste del tiempo, aunque para mí sigue siendo tan ca... como siempre. Y es precisamente esa forma de actuar, de ser, la que lo convierte en uno de mis personajes favoritos televisivos, porque es un amargado como cualquier persona de la vida real y porque no todos los protagonistas son héroes o antihéroes así, tan simplemente. Y la profundidad de este brillante doctor da para todo un post protagonizado por él solito.

O sea, Laurie interpreta a uno de mis personajes favoritos, pero tiene dos problemas para hacerse con este premio: que nunca se lo ha llevado después de muchos intentos y no creo que se lo lleve por una temporada que no está a la altura de las primeras, y porque tiene a su alrededor a unos competidores de altura que pueden hacerle la vida imposible.

Matthew Fox Lost (ABC)

Nuevo en esta categoría, es su única oportunidad para hacerse con un papel en el que ha trabajado durante seis años. Jack Shephard no es uno de mis personajes favoritos de Lost (de hecho, no puedo con su heroicidad), pero también comprendo que en The end, el capítulo que Fox ha elegido para su papel, hay una buena actuación.

Pero si Fox gana el Emmy será, para mí, más por que Lost ha cerrado el telón de su epopeya que por la actuación del intérprete. Y ya sé que he dicho que se sale en The end, pero no tanto como algunos de sus compañeros de reparto. Su actuación, además, se ensombrece ante creaciones tan magníficas como las de sus compañeros de nominación (sí, sí, es que no os podéis imaginar lo difícil que está en esta categoría.

Bryan Cranston Breaking Bad (AMC)

Esta categoría es de infarto, bien lo sabe Bryan Cranston, que lleva ya dos galardones por el papel de Walter White y aspira con creces a llevarse el tercero. Su rol de un hombre que ante una muerte cercana decide comenzar a traficar droga para asegurar el futuro de su familia cuenta con éxito entre los telespectadores y entre los críticos. Yo también estoy enamorado de Walter White, de su lucha contra un tiempo que parece acabársele y donde él intenta, simplemente, que su familia tenga una vida digna. Aunque esto es difícil cuando estás traficando con droga y tu cuñado es el jefe de la unidad de narcotráfico de la Policía...

Cranston sigue perturbando, maravillando, sorprendiendo, emocionando a todos los espectadores de Breaking Bad. Y salvo que Kyle Chandler dé la sorpresa, se haga justicia con Hugh Laurie, se reconozca a Jon Hamm o a Michael C. Hall o se dé un premio "despedida, cierre y adiós" a Matthew Fox, el actor que interpretaba al padre de la familia de Malcolm en Malcolm in the Middle volverá a llevarse una estatuila para casa.

Ahora os toca hablar a vosotros. ¿Quién créeis que se hará con el Emmy al Mejor Actor de Drama?

Consulta toda la información de TVlia sobre los Premios Emmy 2010

Foto: aaymca