Clásicos del Domingo: Ie naki ko Remi

Han pasado bastantes semanas desde que el último anime ocupó un lugar entre los Clásicos del Domingo. Por ello, me di a la tarea de hacer memoria para elegir una producción ideal, un verdadero clásico del género. Y después de repasar varios títulos ---los que he dejado como pendiente---, decidí retomar un drama nostálgico, mismo que seguramente varios recordarán o, mínimo, han escuchado de él: Ie naki ko Remi o, en español, Remi, el niño de nadie.

Remi fue creado en 1977 por Osamu Dezaki, director, artista gráfico y guionista, quien posteriormente trabajaría en otro clásico: Astroboy. Dezaki trabajó en conjunto con Akio Sugino, director de animación, en la adaptación de la novela Sin familia, escrita por el francés Hector Malot. La producción corrió a cargo de la compañía Tokyo Movie Shinsha, contando con un total de 51 episodios. Posteriormente, en los noventa, Nippon Animation decide realizar un remake; sólo que en esta versión el protagonista es una niña.

Remi, un niño de ocho años, quien vive con su madre en Chavanon, un pequeño pueblo ubicado al centro de Francia, mientras que su padre trabaja en París. Después de un accidente laboral, el padre pierde todo lo que tiene, se encuentra lisiado y se ve obligado a regresar a su pueblo. Remi no conoce a su padre puesto que lleva ocho años fuera, así que le ilusiona su llegada. Lo que no sabe es que justo ese evento cambiará el rumbo de su vida.

El camino del niño de nadie

El regreso de Jeróme Barberin trae consigo el inicio de la aventura de Remi; un camino lleno de dificultades, entre alegrías, hambre y tragedias. El señor Barberin se presenta en casa; el hombre se encuentra lesionado y, por más que luchó, no pudo continuar en París, ni recibió la indemnización correspondiente. El hombre se encuentra fatal y, para empeorar las cosas, está dispuesto a hacer lo que sea por sobrevivir. Así es como revela a Remi que él es un niño recogido de la calle, que encontró en una calle de París, vestido con ropas finas y, de ser entregado a sus padres biológicos, iba a pedir una buena recompensa. Como no sucedió, el niño ya no le sirve.

Un día, Barberin lleva a Remi al pueblo, con la idea de pedir el equivalente invertido en él e ingresarlo al orfanato. El hombre llega primero a la cantina, donde se encuentra con un señor mayor, líder de un grupo de "actores". Al escuchar la historia del chico, el señor le dice a Barberin que lo compra... Y así es como Remi conoce al Señor Vitalis, con el que inicia el camino hacia su destino. Vitalis y Remi son acompañados por el grupo teatral, los perros: Capri, Servino y Dulce, además del mono Corazón Alegre. A lo largo del viaje, Remi experimenta de nuevo la pérdida... varias veces.

Remi, el niño de nadie: serie completa

Remi, el niño de nadie es un clásico que vale la pena revisar. En cuanto la animación, destacan los paisajes, la Francia del siglo XIX. En cada una de las etapas de la trama, se encuentra una reflexión, misma que viene de uno de los personajes más tiernos y valientes del anime; si tomamos en cuenta la corta edad de este. Y, como dicen, recordar es vivir, aquí tenemos la serie completa:

Vía: Remi/Wikipedia | Foto: Cine Clásico/Remi