Robot Chicken y Star Wars, una combinación perfecta