Top 3 de series que quizá deberían haber terminado


¿Cuántas veces no hemos dicho que “esta serie se debería haber acabado” en cierta temporada? Muchas veces, nuestras ficciones preferidas acusan el paso del tiempo y pierden calidad conforme va pasando el tiempo. Es frecuente que, al hacer el balance de una temporada más bien mediocre, blogueros y teléfilos destaquen un puntito de brillantez dentro de un panorama desolador.

Entertainment Weekly, esa web tan dada a preparar originales listas de nuestras series preferidas (entre otros muchos méritos), publicó hace poco una con 23 series que deberían haber terminado mucho antes de su final original o que ya deberían estar firmando su finiquito. Entre ellas, una que no hace más que dar vueltas y de la que los fans más cansados están: Heroes (¿hasta cuándo se iba a mantener la agonía?), Friends, The Wire (sí, los críticos de la página creían que debía haber terminado en la tercera apuesta; las posibles críticas en los comentarios)...

Muchas de las series de las listas no las he visto, o no las he terminado de ver, así que he preferido hacer mi top 3 de series que deberían haber terminado ya y en qué momento. Dos de ellas no aparecen en la “lista maldita” de Entertainment Weekly y otra sí, con la que coincido plenamente. Aquí van mis propuestas:

3. How I Met Your Mother

Para mí, la serie debería haber terminado al final de su tercera temporada. Y no porque la cuarta fuera mala (es bastante aceptable, en mi opinión), sino porque en aquellos 20 guiones (la huelga de escritores no hizo mucha mella en ellos) demostraron, como ya he dicho alguna vez por aquí, un gran ingenio narrativo. Pero a partir de allí, la cosa empezó a pinchar poco a poco... y así hasta ahora.

2. Desperate Housewives

Para mí, Wisteria Lane debería haber cerrado sus puertas al terminar la tercera temporada; incluso, si lo hubiese hecho tras el magnífico 3x15 no hubiese pasado nada. Le concedería una moratoria, hasta el 4x10, uno después del asombroso despliegue de efectos especiales y de historia del 4x09 y en el que podrían haber cerrado con un final abierto. Bueno, esta opción tiene el problema de que no se podría finalizar la historia de Katherine y su hija, así que vamos a quedarnos con la otra opción, el final de la tercera temporada.

La tercera temporada es el resultado de un especial empeño de Cherry en cuidar los guiones. El creador reconoció que la segunda temporada fue más floja y que se había distraído el proceso de creación. El esfuerzo puesto hizo una temporada con un perfecto misterio (el del dentista Orson y la presunta muerte de su mujer), en el que se dieron muchos giros de trama; el que quizá sea el mejor capítulo de la historia de la serie, Bang! (episodio 3x07); grandes momentos de humor con personajes como Nora, Alma Hodge, Carolyn Bigsby o la señora McCluskey; y una resolución para las tramas de Paul y Zack Young, que estuvieron dando palos de ciego durante toda la segunda temporada.

No sé qué opinará de esto mi compañera Becky, fan acérrima de “las desesperadas”, pero creo que las temporadas siguientes no han demostrado la genialidad que el equipo de guionistas, técnicos y actores demostraron en estos 24 capítulos. Cierre de telón para Wisteria Lane... hace tres años y medio.

1. The Simpsons

El capítulo Behind the laughter de The Simpsons, con el que se puso fin a la temporada 11, termina con una frase lapidaria de Homer: “Éste va a ser el último episodio”. Razón no le faltaba.

Tras este magnífico episodio, diez temporadas y más de doscientos capítulos después, la ya histórica serie de televisión de Matt Groening no ha demostrado estar a la altura de lo que nos presentó en la década de los 90, como dicen los expertos de Entertainment Weekly. La sátira social, la fina ironía y el ingenio en los díalogos se han ido diluyendo poco a poco.

Ya hemos visto mil y una historias de amor entre los adolescentes, universitarios o infantes Marge y Homer y capítulos con chistes más bien flojos y tramas irrisorias. Siempre quedarán los capítulos clásicos, los que no pierden la fuerza con el paso del tiempo, eso nadie lo pone en duda. Pero quizá hace diez años ese “Éste va a ser el último episodio” debería haber significado muchas cosas más.

Foto: IGN