[Emmys 2010] Noche de novatos, premios debidos y algunas decepciones

La noche de ayer — madrugada de hoy, lunes, en Europa —, la industria televisiva estadounidense se vistió de gala para la 62ª edición de los premios Emmys, con el fin de reconocer lo mejor de la temporada 2009/2010. En esta ocasión, la sangre nueva se hizo presente en las categorías de comedia, mientras que en el caso de los dramas tenemos viejos conocidos, con una que otra variante. Una noche de sorpresas, para algunos con decepciones, en un telecast que inicia con fuerza, a la mitad se hunde y regresa con todo para dar un cierre con broche de oro.

Para este año, la producción del broadcast quedó a cargo de NBC, cadena que con la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión eligió al que fue nuestro anfitrión, el comediante Jimmy Fallon. Su presentación fue increíble; el clip rescatando la frescura de Glee, incluyendo gags que se le agradecen a los guionistas del evento. Entre los actores que vimos en el opening destacan Tina Fey, Sue Sylvester — con todo y slushie —, Jorge Garcia a.k.a Hurley y los cameos de Kate Gosselin, Betty White y Tim Gunn — nunca me imaginé ver a Garcia con el outfit que usara New Directions en los regionales —.

Después de esta espectacular número musical, la entrega fue variando entre las presentaciones compartidas vía Twitter — lo cual me pareció excelente iniciativa— y otros presentadores que pusieron su sello en cada participación.

En las categorías de Comedia encontramos muchas sorpresas. A pesar de que los seguidores pedían premios para Glee, la serie de Ryan Murphy se tuvo que conformar con cuatro premios de 19 nominaciones, incluyendo Mejor Actriz de Reparto en Comedia para Jane Lynch, nuestra querida Sue Sylvester y Mejor Dirección para Ryan Murphy; los otros dos fueron en las categorías de Mejor Actor Invitado en Comedia, para Neil Patrick Harris y Mejor Mezcla de Sonido. Como sorpresa, y de manera muy merecida, Modern Family arrasa con la noche al llevarse a casa los premios correspondientes a Mejor Actor de Reparto, para Eric Stonestreet por su interpretación de Cameron Tucker, Mejor Guión en Comedia y el premio mayor, Mejor Serie Cómica con lo que rompe la marca impecable de 30 Rock.

Para las principales categorías en actuación cómica, tenemos nuevos nombres. Una vieja conocida del galardón en su variante dramática, gana su cuarto Emmy por este personaje tan peculiar: Edie Falco se lleva la estatuilla a Mejor Actriz en Comedia por su Nurse Jackie; serie que en esta ocasión se cuenta entre las nuevas, pues participa por primera vez en estos premios debido a su fecha de estreno, 3 de junio de 2009. Para la categoría de Mejor Actor en Comedia, tenemos a un hombre al que le debían el reconocimiento el año pasado: Jim Parsons, por The Big Bang Theory. Ambos premios bien merecidos pero que a lo mejor no veíamos venir.

En las categorías a lo mejor del Drama, encontramos un poco de todo: nombres conocidos, series conocidas, una novata y una veterana que recibe por primera vez este galardón. En la categoría de Mejor Actor de Reparto, el galardón es entregado a Aaron Paul de Breaking Bad, haciendo a un lado a Terry O'Quinn y Michael Emerson, en su última oportunidad como losties. En su contraparte femenina, el reconocimiento a Mejor Actriz de Reparto va para Archie Panjabi, novata del drama legal de CBS, The Good Wife.

Para las actuaciones principales encontramos ganadores bien merecidos, aunque a algunos nos duela la ausencia de Lost o House. La estatuilla a Mejor Actor en Drama fue entregada a Bryan Cranston de Breaking Bad, el tercero consecutivo. En su equivalente femenina, el premio a Mejor Actriz en Serie Dramática aterrizó en manos de Kyra Sedgwick, primer reconocimiento en su quinta nominación por su trabajo en The Closer. Y, sin más, Lost perdió su oportunidad de despedirse como quisiera al perder la estatuilla de Mejor Serie Dramática, la cual recibe Mad Men por tercera ocasión.

Como conclusión, destaca el trabajo de AMC con Mad Men, una producción que sobresale de las demás. Con los premios logrados en las categorías correspondientes a Miniseries y/o Telefilmes, HBO se muestra como lider con The Pacific y Temple Gradin, telefilme que nos queda de tarea. Y, ABC recupera con el excelente desempeño de Modern Family, producción que se lleva seis de sus 14 nominaciones — de las que cabe mencionar que tres correspondían a Mejor Actor de Reparto y dos a Mejor Actriz de Reparto —. Por desgracia, Lost da un melancólico adiós a sus fans con las manos vacías.