¿House y Cuddy felices para siempre?

Al final del último episodio de la sexta temporada de House llegó uno de los momentos más esperados por muchos seguidores de la serie (por lo menos los más sentimentales entre los que me encuentro) y Gregory House y Lisa Cuddy, por fin, se atrevieron a darle una oportunidad a su relación pero ¿Huddy tiene futuro?

Recientemente se difundieron unas fotografías del rodaje de la séptima temporada en las que se veía a la pareja en la playa con carita de enamorados, qué monos ellos. Pero más allá de la euforia del momento ¿nos podríamos encontrar ante un nuevo caso Moonlighting?

La tensión sexual no resuelta ha sido un punto fundamental en la relación entre ambos personajes (sobre todo en la última temporada) y nos ha proporcionado momentos memorables, pero es evidente que esta dinámica no podía durar mucho más y que los guionistas debían tomar una decisión. ¿Eso significa que a partir de ahora House se morderá la lengua? Espero que no. Por suerte David Shore, creador y productor ejecutivo de la serie, asegura que la relación no será fácil porque House sigue siendo House y Cuddy es Cuddy, es decir, que a pesar de estar enamorados, los personajes no cambiarán. O sea, como la vida misma.

A parte del siempre socorrido ejemplo de Moonlighting, existen múltiples casos de parejas con gran tensión sexual no resuelta que se “estropean” por culpa de una relación mal llevada por los guionistas. Es el caso de Mulder y Scully en The X-Files, Robin y Barney en How I Met Your Mother o Josh y Donna en The West Wing.

Crucemos los dedos para que House y Cuddy no pasen a engrosar esta lista de decepciones. Acaben juntos o no, lo importante es que nos divirtamos y, por mi parte, yo confío en estos guionistas que consiguieron sorprendernos en momentos en los que la serie no parecía dar más de sí. Y vosotros ¿pensáis que los guionistas estarán a la altura?

Foto: Entertainment Weekly