La próxima temporada de Doctor Who se emitirá en dos partes

El señor Steven Moffat nos ha dado un fin de semana de sobresalto tras sobresalto. Primero, el anuncio el sábado del retorno confirmado de Sherlock, y ahora, esta bomba: la próxima temporada de *Doctor Who, la que hasta ahora estábamos llamando sexta —enseguida explico lo de hasta ahora— se dividirá para su emisión en dos bloques, uno de siete episodios en primavera y otro de seis en otoño. Y no es un rumor, queridos, es oficial, lo ha dicho la Beeb.

Lo bueno de esto es que, como bien dice el querido líder Gran Moff, no tendremos esperas tan prolongadas como otros años y además obtendremos dos "temporadas" por el precio de una: dos premiéres, dos finales y mucha más promoción. Lo malo es que esto no hace sino añadir a la ya de por sí confusa organización por temporadas de Doctor Who. Los episodios de otoño ¿serán la temporada 7? ¿La 6B? ¿O la 32? ¿O la 33? ¿O la temporada smerk? Vaticino varios siglos de guerras santas whovianas a este respecto.

En cuanto a las razones, supuestamente son creativas. El episodio 7 —el último de la tanda de primavera— terminará con un cliffhanger de proporciones bíblicas, que pondrá el mundo de Amy, Rory y el Doctor patas arriba. Sin embargo algo me dice —perspicaz que es uno— que tiene más que ver con la caída de audiencias de la segunda parte de la temporada cinco. Si bien sumadas las repeticiones y las cifras de episodios vistos en la web de la BBC los números fueron bastante razonables, las audiencias de los estrenos fueron mucho más bajas de lo habitual, en gran medida a causa de dos cosas que en el Reino Unido tienen cada cuatro años: el Mundial de fútbol y el verano.

Comoquiera que sea, sabemos que el programa está en buenas manos, así que de momento esperemos y veamos los resultados.