En Entourage ¿las caras conocidas suman o restan?

Entourage probablemente es la serie que mejor ha integrado las caras conocidas en sus tramas al estar ambientada en el Hollywood de las estrellas. Hasta ahora habían sabido mantener el equilibrio entre tramas con famosos y tramas normales pero últimamente están rozando el límite.

Estamos a un sólo episodio de finalizar la séptima temporada pero ya podemos asegurar que el índice de famoso por episodio ha aumentado mucho y, desgraciadamente, no creo que sea por cuestiones creativas. Más bien parece como si a los responsables de la serie les hubiesen entrado las prisas porque la próxima temporada será la última y todavía tienen demasiados compromisos por cumplir con amigos y conocidos.

El resultado es que salir en Entourage ahora tiene mucho menos mérito que antes, y a los espectadores ya no nos hace tanta gracia (y menos si están amontonados) porque, a menudo, menos es más. Por ejemplo, en el quinto episodio titulado Bottoms Up aparecieron Stan Lee, Bob Saget, Jessica Simpson, Aaron Sorkin, Randall Wallace, Mike Tyson y, por su puesto, Sasha Grey. Y eso en menos de treinta minutos, casi nada.

A propósito de Sasha Grey, hace unos días en TV Guide criticaban la interpretación de la actriz porno y no entendían por qué decidieron mantener su trama durante tantos episodios y la verdad es que yo estoy bastante de acuerdo. Después del primer o segundo episodio la interpretación tan sosa de Sasha Grey pasó de ser graciosa a molestar. Como campaña de marketing está bien pero no nos pasemos.

El problema es que intuyo que la octava y última temporada seguirá la misma tendencia y no me quiero ni imaginar cuantos famosos por metro cuadrado nos encontraremos en el film. En fin, espero equivocarme pero a este paso tendrán que poner una máquina de su turno en la entrada del set de Entourage.