Louie, el Seinfeld 2.0

Louie, la serie del cómico Louie C.K, es una comedia con un humor peculiar, una especie de Seinfeld meets Curb Your Enthusiasm. Louie y Seinfeld comparten profesión, ambos son stand-up comedians neoyorquinos y nos muestran su particular manera de ver el mundo mediante sus monólogos. La diferencia es que Seinfield era siempre políticamente correcto y Louie no tiene límites. Sus monólogos hablan abiertamente de política, religión, sexo o zoofilia, e incluso se permite la licencia de insultar cruelmente a una espectadora que no para de hablar durante su espectáculo (el sueño de cualquier actor que actúe frente a un público).

Su humor empieza por reírse de sí mismo. Louie es calvo, no demasiado agraciado, tiene sobrepeso, está divorciado y tiene dos hijos. Todo un partido. Aunque su encanto radica en que se atreve a decir todo aquello que nosotros no nos atrevemos ni a pensar, a pesar de que eso nos hace sentir incómodos como espectadores.

Louie, al igual que Seinfeld, es una serie que no va de nada, sus episodios ni siquiera siguen una línea narrativa sino que se componen de tres o cuatro situaciones de la vida diaria del protagonista. Un tipo corriente al que le pasan cosas corrientes, o quizás no tanto.

A lo largo de la serie, vemos a Louie C.K. rodeado de viejos conocidos suyos (y nuestros). Por ejemplo, en el episodio 1x04 So Old & Playdate se reencuentra con Pamela Adlon, que además de interpretar a Marcy en Californication, hace años fue su esposa en Lucky Louie, una sitcom gamberra de la HBO que tan solo duró una temporada pero que es altamente recomendable.

Pero la visita más ilustre hasta la fecha la recibió en el episodio 1x03 Dr. Ben & Nick en el que Louie necesita hacerse un chequeo y acude a la consulta de un amigo doctor. ¿Os imaginas ir al médico y que resulte ser Ricky Gervais? Pues no hace falta que os lo imaginéis, aquí tenéis el vídeo de esta pesadilla de consulta.

Louie está plagada de diálogos memorables, como por ejemplo la conversación que mantiene con unos compañeros cómicos sobre homosexualidad mientras juega una partida de poker, pero, bajo mi punto de vista, el episodio 1x05 Travel Day South es sencillamente hilarante de principio a fin. De hecho, si no confiáis demasiado en esta serie, os recomendaría que empezaseis por este episodio (el piloto es bastante flojo).

Otro aliciente para ver esta serie es que FX ha decidido renovarla por una segunda temporada con tan solo siete episodios emitidos, a eso le llamo yo confianza.

Aprovechando que es verano, yo le daría una oportunidad a esta comedia heterodoxa, que para dramas ya tenemos el largo invierno. No os arrepentiréis.

Vía: Zap2it | Foto: FX