[Recap] 1×04 Haven: Consumed

[spoiler]

Hay series que empiezan fenomenal y empiezan a perder gas según va avanzando la temporadaFlashForward, te estoy mirando a ti— y hay series que empiezan a medio ritmo pero van mejorando a marchas forzadas en cada episodio que se emite. Haven es un ejemplo de lo segundo, y Consumed es el episodio que marca su mayoría de edad. Queridos lectores, en recaps anteriores habrán notado una cierta reticencia por mi parte, pero se ha despejado por completo: si no están viendo Haven, ahora es un buen momento para empezar.

Esta semana Haven empezaba de una manera luminosa y alegre, despreocupada. Echando la vista atrás pienso que podía ser para compensar el capítulo más oscuro hasta la fecha. En contra de lo que ya empezaba a ser habitual, los sucesos extraños no se ven atenuados ni azucarados por buenos sentimientos en el episodio de esta semana. No, en esta historia encontramos una bonita metáfora —guionistas que han visto Buffy muchas veces— en la que la ira y el estrés reprimidos de uno de los hermanos McShaw agria la relación entre ambos. Literalmente.

La trama policíaca —no se si cuenta como policíaca, vamos a llamarle así de momento— está probablemente mejor resuelta que en ninguno de los episodios anteriores. No voy a decir que el final del episodio me haya dejado ojiplático, porque predecible era, pero estaba mejor llevado que, por ejemplo, en Butterfly, y nos ofrecía la refrescante variación de que el aquejado —por decirlo de alguna manera— por poderes paranormales resultaba no ser el culpable del crimen de turno.

Pero tengo también que elevar una queja. Soy perfectamente consciente de que Syfy no es ni la Fox ni la NBC, y que su presupuesto para efectos especiales es probablemente menor que lo que se gasta la oficina de producción de Fringe en cafés. Pero eso no es excusa para que se note. Los efectos especiales y, lo que es peor, los actores secundarios de este episodio han resultado ser mediocres y ramplones, y en algunos momentos rematadamente malos. Confiemos en que la semana que viene no nos vuelvan a defraudar.

Y hablando de decepciones, lo que decepciona bastante es el personaje de Eric Balfour, el simpático contrabandista-guión-propietario-de-restaurante (desde hoy). Yo no sé si es el actor, los guiones o qué, ¿pero soy el único al que le cae mal?