[Primera impresión] Running Wilde

[spoiler2]

No suele ser bueno ver el piloto de una serie con grandes expectativas porque, en general, nos acabamos sintiendo decepcionados y dejamos de ser objetivos. Y esto es precisamente lo que me ha pasado con Running Wilde, la nueva comedia de la FOX creada por Mitch Hurzwitz y Jim Vallely (ambos responsables de la desternillante Arrested Development) y el actor Will Arnett.

Muchos elementos de este proyecto me motivaban: Will Arnett es capaz de hacerme reír con tan solo levantar una ceja, Keri Russell se decidía a volver a la televisión después de Felicity, y si a esto le sumábamos un guión made in Hurwitz, me parecía que ésta sería una apuesta segura. Pero me equivoqué.

Arnett interpreta a Steve Wilde, un tipo tan asquerosamente rico como inmaduro, acostumbrado a conseguir todo lo que quiere a golpe de talonario. Steve está enamorado desde la adolescencia de Emmy (Russell), una activista medioambiental que lleva seis años viviendo en la jungla con su novio Andy (David Cross) y su hija Puddle (Stefania Owen). Steve y Emmy son como el agua y el aceite pero gracias a Puddle, que quiere llevar una vida normal, se reencontrarán, y después de varios malentendidos Emmy accederá a vivir con Steve a cambio de convertirle en un hombre mejor.

El tono y la forma recuerdan muchísimo a Arrested Development, con una voz en off que hila la historia, en este caso Puddle, y con escenas absurdas rozando la vergüenza ajena. Entonces ¿por qué si los elementos son tan similares Running Wilde no funciona? No lo sé, tal vez no le ayude el hecho de tratarse de una comedia romántica teniendo en cuenta que la química entre Arnett y Russell es de menos cien. Además, algunas situaciones parecían más propias de una serie como Sons of Tucson, es decir, que no tenían ninguna gracia.

Pero no todo puede ser malo, reconozco que hubo dos personajes que me gustaron: el vecino envidioso Fa’ad (Peter Serafinowicz) y Andy (David Cross alias Tobias Funke en Arrested Development), el novio de Emmy. Ambos tienen pequeñas apariciones pero espero, por el bien de la serie, que sus presencias sean mucho mayores en el futuro.

Tal vez sea cosa del piloto y que necesite, como les pasa a muchas comedias, reposar y encontrar su lugar. Durante todo el capítulo tuve em mente a Parks and Recreation (supongo que es porque Amy Poehler está casada con Arnett), que recordemos que necesitó toda una temporada para encontrarse y convertirse en la gran comedia que es ahora. Yo, por si acaso, la seguiré viendo con la esperanza de que mejore. Cruzo los dedos.

Foto: Binky's Alternate Reality